“Chapito”, el pajarito que ayudó a escapar al “Chapo” Guzmán

A medida que pasan los días, aparecen más datos sobre lo que fue una fuga de película. Ya se sabía que el “Chapo” Guzmán utilizó un túnel de más de un kilómetro y medio para salir hacia la libertad. También se comprobó que hubo complicidad de las autoridades mexicanas del penal de El Altiplano y que el trayecto lo realizó en una moto, al mismo tiempo que iba rompiendo los focos de luz por si lo perseguían.

Sin embargo, eso no es todo: los investigadores manejan una nueva hipótesis, que se suma a la cantidad de datos que siguen apareciendo. Parece que el líder del Cártel de Sinaloa utilizó al menos un pájaro para comprobar que no hubiera cantidades excesivas de dióxido de carbono y así poder atravesar el túnel sin inconvenientes.

El capo narco usó aves “como los mineros emplean canarios para identificar la calidad del aire en las minas”, afirmó una fuente que forma parte de la búsqueda del “Chapo” al diario estadounidense The New York Times. En el túnel se encontró el cuerpo de un pequeño pajarito, al que ya bautizaron “Chapito”.

Las aves estuvieron presentes en todo el proceso de construcción del túnel para medir las concentraciones de dióxido de carbono en la obra. En el lugar también se encontraron picos, palas, carretillas, una esmeriladora, tubos de PVC, tablones, mascarillas y tanques de oxígeno, así como restos de la lámina sobre la que se montó el riel para las motocicletas y metros de soga.

El mismo periódico señaló que la DEA publicó documentos que muestran que el gobierno de Enrique Peña Nieto había sido “advertido hace 16 meses sobre un intento de fuga”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here