La policía de Pakistán arrestó a 27 personas, miembros de una comunidad tribal, quienes ordenaron a un hombre violar a una adolescente de 17 años en venganza por el abuso sexual que había sufrido previamente su hermana de 12 años.

Los “crímenes de honor” son comunes en Pakistán, donde en pequeñas aldeas se reúnen los más ancianos en consejos, conocidos como jirgas, donde se imparte justicia y se dirimen conflictos.

La joven de 17 años es la hermana de un hombre que es acusado de violar a una niña de 12 años, quien sería su prima.

Según las autoridades, la familia de las dos niñas se reunieron, a instancias del consejo de la aldea, para acordar cuál sería la pena que los allegados de la niña violada deberían pagar.

Fue allí donde se determinó el dictamen: “violación por venganza”, que sería llevada a cabo frente al consejo del pueblo y a los padres de la joven, reportó la BBC.

Las madres de las dos jóvenes denunciaron el caso ante la policía, quien luego de practicar unos análisis confirmó que la niña y la adolescente habían sido violadas.

Las jirgas, en las que es normal que se ordenen “asesinatos de honor” y “violaciones por venganza”, están prohibidas por las leyes en Pakistán. En 2002, un caso  que causó repudio fue el de una joven de 28 años violada por un grupo de hombres como pena, porque su hermano le había sido infiel a su mujer.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here