Congresista acusado de fraude fiscal

El congresista estadounidense Michael Grimm se declaró este lunes inocente de acusaciones que lo involucran en los delitos de fraude tributario, postal y perjurio.

Grimm, legislador republicano por Nueva York, fue instruido de cargos en Brooklyn y dejado en libertad bajo fianza de $400 mil dólares.

Según el representante, las acusaciones en su contra son falsas, es víctima de “una cacería de brujas política” y no renunciará a su escaño en el Congreso. “Voy a pelear con uñas y dientes hasta ser exonerado”, declaró.

Se le acusa de haber ocultado al fisco más de $1 millón de dólares en ventas y salarios de trabajadores de su restaurante en Nueva York, algunos de ellos inmigrantes indocumentados.

El delito habría sido cometido entre 2007 y 2010, cuando de acuerdo con la fiscalía Grimm era uno de los propietarios de Healthalicious, un restaurante de comida rápida en la ciudad y tenía a su cargo la supervisión del negocio.

El sumario de la causa inculpa además a Grimm, un exagente del FBI de 44 años, de haber contratado regularmente durante ese período en el restaurante a trabajadores indocumentados.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here