Copiloto del avión de Germanwings buscó información para suicidarse

4

Ciento cincuenta perfiles ADN han sido aislados” en el sitio donde se estrelló el avión A320 de la compañía alemana Germanwings el pasado 24 de marzo, indicó el jueves el fiscal francés en Marsella, Brice Robin.

“Eso no significa que hayamos identificado a las 150 víctimas. Queda por efectuar la comparación de los ADN post-mortem con los ADN ante-mortem”, declaró Robin durante una conferencia de prensa.

 Su pronunciamiento se dio luego de que se conoció que el copiloto del avión de Germanwings buscó por internet información sobre métodos para suicidarse hasta la víspera de la tragedia, así como sobre el funcionamiento de las puertas de las cabinas de vuelo. Así lo comunicó este jueves la fiscalía de Düsseldorf.

Esta información se desprende de los contenidos encontrados en el ordenador incautado en unos de los domicilios de Andreas Lubitz, añadieron estas fuentes.

Al analizar esa tableta se comprobó que Lubitz buscó en internet “métodos y maneras” de suicidarse “especialmente” entre el 16 y el 23 de marzo, el día antes de que presuntamente estrelló de forma voluntaria el Airbus A320.

Al menos en unos de esos días miró también “durante varios minutos” información sobre las puertas de la cabina de vuelo y sus medidas de seguridad.

Las investigaciones de la fiscalía francesa, basadas principalmente en las grabaciones de la primera de las cajas negras halladas del Airbus, apuntaban a que Lubitz bloqueó la puerta por dentro al quedarse solo en la cabina, en ausencia del capitán, y luego impidió que este pudiera entrar de nuevo.

De Lubitz se sabe, asimismo, que en el 2009 interrumpió su formación como piloto por un “episodio de depresión” grave que comunicó a la escuela de vuelo de Lufthansa.

Antes de obtener su licencia como piloto, el joven recibió tratamiento psicoterapéutico por “tendencias suicidas”, según reveló también la fiscalía de Düsseldorf, que tras registrar sus viviendas descubrió asimismo que el joven tenía una baja médica para el día de la catástrofe y que aparentemente no se lo comunicó a Germanwings.

Hallan la segunda caja negra

La segunda caja negra del Airbus A320 de Germanwings, que se estrelló el pasado 24 de marzo en los Alpes franceses, fue hallada este jueves, anunció a la AFP el fiscal de Marsella, Brice Robin.

“El procurador de la República de Marsella precisa que la segunda caja negra (D.F.D.R. Digital Flight Data Recorder) acaba de ser encontrada por los investigadores en el lugar del siniestro”, precisó justo después Robin en un breve comunicado.

Robin dijo que “todo apunta” a que la segunda caja negra “podrá ser estudiada”, pese a que se encuentra bastante dañada, y explicó que la caja fue encontrada diez días después del accidente, ya que se encontraba enterrada en el suelo.

“Hubo que excavar para sacarla. Parece que estuvo expuesta al fuego porque está totalmente ennegrecida”, señaló el fiscal, quien indicó que la caja será enviada esta misma noche a París para que sea analizada por los expertos de la Oficina de Investigación y Análisis (BEA).

Sus datos serán “un complemento indispensable a la comprensión de lo que sucedió en los últimos minutos de ese vuelo”, agregó el fiscal.

La caja negra contiene los parámetros de vuelo del avión cuya destrucción causó la muerte de 150 personas.

La primera caja negra fue hallada el mismo día del choque, y su análisis reveló que el copiloto, solo en la cabina en el momento del drama, había provocado voluntariamente el desplome del aparato.

El copiloto del Airbus A320 de Germanwings “permitió voluntariamente la caída del avión” en medio de un macizo montañoso en los Alpes franceses, afirmó el 26 de marzo el fiscal Robin en una comparecencia ante la prensa en el aeropuesto de Marsella-Provenza, en Marignane.

Otras medidas

La difusión del último comunicado de la fiscalía llega después de que el Gobierno alemán anunció este jueves la creación de un grupo de expertos para revisar los sistemas de cierre de las cabina de vuelo de los aviones y los exámenes médicos y psicológicos de los pilotos.

La decisión se adoptó en una reunión entre el ministro de Transportes, Alexander Dobrindt, y representantes de la Federación Alemana de la Industria de la Aviación. Dicha comisión deberá presentar un catálogo de propuestas, tanto en lo relativo a los sistemas de seguridad de los aviones como a las pruebas de aptitud de los pilotos. El grupo de expertos analizará los mecanismos de cierre de las cabinas de pilotaje, implementadas tras los atentados del 11 de septiembre del 2001 de Estados Unidos para impedir el acceso de intrusos en ese espacio