Ivan da Silva Martins, conocido como Ivanzinho, era un joven problemático con algunas causas por robo cuando fue seleccionado para un pequeño papel en “Cidade de Deus”, en el año 2002. La película pretendía plasmar la vida en una favela dominada por el crimen y el narcotráfico, y con ese objetivo se buscó a los actores en el lugar de los hechos. Ahora, la historia de la vida de Ivanzinho parece haber imitado el filme de forma trágica.

Ivanzinho es uno de los hombres más buscados por las autoridades en Río de Janeiro (Brasil) tras ser el principal sospechoso del asesinato de un policía militar en la favela Vidigal, una de las preferidas por los turistas por “sus fiestas, sus casitas y vistas panorámicas del océano”, cuenta El País de España.

Al parecer, Iván da Silva Martins, que llegó a tener fama de cumplido y hasta de buen actor, según el director de cine Fernando Meirelles, está involucrado en la muerte de Hudson Silva de Araujo, el agente número 91 que es asesinado en la guerra que se reactivó en las populares favelas de Río de Janeiro.

Da Silva se convirtió en jefe de una estructura criminal que, desde hace más de dos décadas, ha dominado las empinadas y peligrosas favelas que, según el coronel R/1 Fernando Montenegro, suman 1.000 de ellas y responden a estructuras organizadas que funcionan como una empresa.

“Tradicionalmente conocida como la Empresa, la compra y venta de drogas en las favelas es un Negocio con “N” mayúscula, que a su vez forma parte de algo mucho más grande.

Las principales facciones del crimen organizado en Rio de Janeiro tienen sistemas similares de gestión; buscan adaptar los procesos más exitosos de empresas tradicionales; y, en la medida de lo posible, explotan las lagunas en el derecho y en la cultura de la sociedad. Siempre buscan la eficiencia”, explicó a la revista Diálogo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here