Una pareja que viajó a Estados Unidos para disfrutar de su luna de miel, en la que se gastaron 9.135 dólares, afirma que los enviaron de regreso a casa porque el novio es musulmán.

Natasha Politakis, de 29 años, y Ali Gul, de 32, aseguran que les negaron la entrada a Estados Unidos cuando viajaron al país para pasar dos semanas en Los Ángeles, Hawái y Las Vegas.

La pareja, que vive en Enfield, al norte de Londres, pasó 26 horas encerradas en un centro de detención del aeropuerto y luego los hicieron subir a un vuelo de regreso a casa.

Alegaron que los “trataron como criminales” a pesar de que tenían los documentos de viaje en regla y que no les dijeron el motivo por el cual les negaron la entrada a Estados Unidos.

Ellos creen que el trato que recibieron es el resultado de los recientes intentos de Donald Trump de prohibir la entrada de los ciudadanos de las naciones musulmanas.

“Estoy sorprendida por lo que ha sucedido”, reveló Politakis.

“Acabábamos de casarnos y estábamos de camino a nuestra luna de miel muy emocionados, nunca pensamos que nos deportarían”.

“Nos trataron como criminales a pesar de que teníamos toda la documentación necesaria y respondimos a todas sus preguntas”.

“No es correcto que traten así a las personas. Todo estaba en regla antes de viajar, pero cuando llegamos no nos permitieron entrar”.

“Creemos que fue debido a Trump. Ellos miraron el nombre de Ali, pensaron que era musulmán y no lo dejaron entrar. Estamos impactados por el trato que recibimos”.

Gul es de origen turco pero tiene pasaporte británico. Cuando llegó al Aeropuerto Internacional de Los Ángeles el personal examinó los pasaportes de la pareja y los apartaron de la fila.

“Nos quitaron todas las cosas que llevábamos y durante 26 horas no nos permitieron ducharnos, tomar un café o cambiarnos la ropa”, comentó Politakis.

“No teníamos idea de lo que estaba sucediendo. Cuando intenté averiguarlo nos esposaron”.

No les devolvieron sus smartphones hasta que no los deportaron al Reino Unido.

La pareja logró reservar un viaje de último minuto a México para disfrutar de una luna de miel improvisada, pero están intentando reclamar los 9.135 dólares que se gastaron planificando el viaje a Estados Unidos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here