Dio a luz a gemelos en un inodoro. Uno lo tiró en la basura. El otro murió en el hospital, dice la Policía

La muerte de dos recién nacidos, al parecer por descuido de su madre, tiene escandalizada a la comunidad de West Melbourne, Florida.

La Policía respondió a una llamada el domingo al medio día en la residencia de Rachael Lynn Thomas, de 30 años.

Cuando llegaron al lugar encontraron una escena de película de terror: un bebé recién nacido frío y cuya piel se tornaba azul, sangre por todo el baño y una mujer que decía había dado a luz en el inodoro y que “no sabía que estaba embarazada”, según el record de arresto revelado por el noticiero local News 6.

El bebé fue trasladado de inmediato a un hospital cercano, en donde fue declarado muerto a las 12:40 de ese día.

Pero el hallazgo de las autoridades no terminó allí: encontraron rastros de sangre en la bañera, en la cocina y en unas tijeras que ya parecían haber sido limpiadas.

Al revisar un contenedor de basura en el garaje de la vivienda, la Policía encontró una placenta y otro recién nacido sin vida escondidos en una bolsa plástica tapada con arena para gatos. El recién nacido tenía el cordón umbilical envuelto alrededor de su cuello y debajo de su brazo, según la policía de West Melbourne.

“¿Había otro [bebé]?”, dijo la mujer cuando se le preguntó por el recién nacido hallado en el contenedor de basura. Luego dijo que tuvo dos bebés, pero ambos habrían muerto en el parto y que eso la asustó.

La mujer fue arrestada y acusada de negligencia infantil y alteración de evidencia, de acuerdo con documentos de la Policía. La mujer permanece detenida y un juez le impuso una fianza de $30,000.

Hasta el momento se desconocen las razones del fallecimiento de los recién nacidos.