El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, contó en una entrevista emitida este miércoles la intimidad del curioso momento en que dio la orden de bombardear Siria, tras el ataque con armas químicas ordenado por Bashar al Assad.

Fue “durante el postre”, cuando acogía a su par chino, Xi Jinping, que se encontraba en los Estados Unidos por una visita oficial, dijo Trump a la cadena Fox.

“Habíamos terminado la cena. Estábamos en el postre. Disfrutando de la más hermosa porción de torta de chocolate que uno haya visto jamás y el presidente Xi la estaba disfrutando”, relató Trump a la red de televisión Fox Business.

“Y me llegó un mensaje de los generales de que los buques estaban anclados y cargados, ¿qué hacer?”, continuó. “Así que decidimos hacerlo, los misiles estaban en camino”.

“Y dije: ‘Señor presidente, déjeme explicarle algo —esto fue durante el postre— recién disparamos 59 misiles'”.

Según Trump, Xi “se detuvo unos 10 segundos y después pidió al intérprete que lo repitiera. No me pareció una buena señal”.

Pero luego, tranquilizando a Trump, el mandatario chino respondió: “Si alguien es tan cruel como para usar gases y hacerles eso a niños pequeños y bebés, está bien”. “Le pareció bien”, reiteró el estadounidense.

Los hechos se desarrollaron durante la visita de Xi a la residencia privada de Mar-a-Lago, en Florida, el 6 de abril.

El bombardeo estadounidense fue en represalia al ataque químico contra la localidad rebelde de Jan Sheijun, en la provincia siria de Idlib, presuntamente perpretado por Bashar al Assad.

Washington responsabiliza al régimen sirio de dicho ataque.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here