Un niño de tres años de Orlando murió después que fue golpeado violentamente con una varilla de plástico solo porque bebió leche de un jarro, dijeron las autoridades.

Investigadores de la policía del Condado Orange dijeron que el pequeño Xavier Mokarzel-Satchel murió a manos de las compañeras de casa de su madre, Callene Barton, de 58 años, y Lakesha Lewis, de 28 años.

El periódico The Orlando Sentinel reportó que, según documentos judiciales, Brandi Mokarzel, madre de Xavier, se despertó el viernes cuando escuchó a Barton gritándole a su hijo. De acuerdo con los detectives, Lewis cogió una varilla de plástico y empezó a golpear una y otra vez al niño, hasta que el objeto se rompió. Los detectives agregaron que luego Barton lanzó al niño contra el suelo.

Xavier comenzó a estremecerse. Mokarzel llamó al 911 pero ya era tarde: el niño había muerto.

Barton y Lewis fueron acusadas de homicidio en primer grado. Por su parte, Mokarzel fue acusada de negligencia infantil por no haber reportado otros abusos que ambas mujeres cometieron con el niño en fechas anteriores.

En los documentos de la cárcel no se indica si las dos mujeres tienen o no un abogado que las represente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here