Dos niños mueren en un tiroteo entre las autodefensas mexicanas y el Ejército

Un niño de 12 años murió, una niña de edad desconocida y cuatro personas más resultaron heridas en un tiroteo en el municipio de Aquila, en el Estado de Michoacán. Los habitantes de la comunidad indígena de Ostula habían organizado una protesta en la carretera costera para pedir la liberación del líder de las autodefensas de la región, Semeí Verdía, que había sido arrestado durante la mañana en posesión de armas de fuego de uso exclusivo del Ejército. Los pobladores de Aquila han acusado a los militares de abrir fuego contra los manifestantes, mientras el Gobierno estatal ha atribuido los ataques a un grupo armado local.

Entre los heridos están tres hombres, de 17, 32 y 63 años de edad, según ha reconocido el Grupo de Coordinación Michoacán, que además ha confirmado la muerte del menor Heriberto Reyes García. El grupo, integrado por autoridades de seguridad para atender el problema de la violencia en la región, ha insistido en que el ataque contra la población civil fue por parte de un grupo armado no identificado. “El Grupo de Coordinación Michoacán tiene el firme compromiso de que los derechos humanos sean respetados en todas las acciones operativas que deben tener como objetivo primordial salvaguardar la integridad y bienestar de la población”, señala un comunicado de las autoridades.

Los pobladores de Ostula han descrito las escenas en las que las Fuerzas Armadas llegaron al sitio de la protesta y comenzaron a disparar a la población civil. “El Ejército disparó en contra de las autodefensas, hirió a varios niños”, alertó durante la tarde del domingo Valor por Michoacán, en sus redes sociales. Según, los habitantes de la región, los militares “impactaron sus vehículos contra los puestos de vigilancia (de las autodefensas) y realizaron disparos”. Hasta ahora el Ejército no ha informado del operativo, ni de las consecuencias del enfrentamiento en la región.

Las autodefensas de Aquila comenzaron su organización en 2013 para protegerse del crimen organizado, principalmente del cártel de los Caballeros Templarios. El municipio está ubicado en una zona rural y tiene aproximadamente 2.500 habitantes, la mayoría pertenece a etnias indígenas. La región depende del cultivo de forrajes para alimentar al ganado, así como de una rica zona minera de hierro en la sierra que ha estado en disputa entre diferentes grupos.

Tras el nacimiento de los grupos de autodefensa en Michoacán, la Administración del presidente Enrique Peña Nieto legalizó los grupos y los integró en la llamada fuerza Rural, además a cada uno de sus miembros le fue entregado una pistola y un rifle de asalto. Semeí Verdía, el líder de las autodefensas de Aquila, ha sido acusado de destruir material electoral en las pasadas elecciones del 7 de junio y de llevar un rifle AK47 en el momento en el que fue detenido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here