EE.UU. implementa fuertes medidas de seguridad para el 4 de julio

Mientras las ciudades en todo Estados Unidos se preparan para conmemorar el 241 aniversario de la Independencia del país, las autoridades locales y federales trabajan juntas para asegurar que las celebraciones tengan lugar en forma segura.

Se espera que más de tres millones de personas observen los fuegos artificiales en la ciudad de Nueva York el martes. Aunque el Departamento de Policía de Nueva York no tiene una amenaza creíble de un ataque durante las festividades, el alcalde Bill de Blasio dijo que se desplegará personal contraterrorismo y otros “oficiales de policía bien armados”.

Washington, D.C., también espera que cientos de miles de personas asistan a los eventos festivos y fuegos artificiales y concierto en el Capitolio. El jefe de Policía del Distrito de Columbia, Peter Newsham, dijo la semana pasada que no hay amenazas a las festividades, pero la policía tendrá un “despliegue total”.

Un día antes de los programados eventos, barricadas policiales rodean el National Mall, la explanada se extiende desde el Capitolio hasta el Monumento a Lincoln y se han establecido puntos de control de seguridad.

La policía en Boston también ha dicho que tendrá una fuerte presencia en las festividades del 4 de julio, aunque no hay amenaza de seguridad.

Autoridades policiales locales en coordinación con el FBI usarán un “drone” para monitorear las multitudes y las actividades durante los fuegos artificiales conocidos como Boston Pops Fireworks Spectacular, un evento a orillas del río Charles que se espera atraiga a unos 500.000 espectadores.

La policía usó los “drones” para monitorear el Maratón de Boston en abril.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here