El Estado Islámico publicó este martes un video del asesinato de un oficial ruso, desplegado en Siria como parte de la intervención de Moscú en apoyo al presidente de ese país, Bashar al Assad.

La grabación, de más de 12 minutos de duración y cuya autenticidad no pudo ser comprobada, fue distribuida en foros yihadistas en internet por una oficina de comunicación del grupo terrorista, en idioma ruso y con subtítulos en árabe.

El uniformado aparece en el video conversando con los yihadistas y luego arrodillado en un paraje desértico, delante de un combatiente que, al final, le corta el cuello con un cuchillo.

El comandante, cuyo nombre es mencionado en el video en ruso, actuaba supuestamente de forma encubierta en Siria, al igual que otros agentes de la inteligencia de Moscú, que el ISIS asegura haber “destapado”. Al ser interrogado, afirmó que lo enviaron a Siria a espiar a Omar al-Shishani, el comandante militar de ISIS muerto el año pasado en una incursión aérea de Estados Unidos.

Antes de ser asesinado, el militar admite ante la cámara “la derrota”, después de que el Gobierno ruso le haya “abandonado” y se negara a rescatarle, y pide a los demás soldados que “dejen la lucha y se entreguen al Estado Islámico”.