El Estado Islámico obliga a prisionero a cavar su propia tumba antes de ser decapitado

El video muestra a Ziad Abu Tarek Abdel’al, un supuesto espía sirio cavando su propia fosa. El clip fue editado como todos los del Estado islámico: con música de fondo y una especia de entrevista al próximo a ser ejecutado.

El prisionero mira a cámara y afirma que conoce su suerte. Sabe que va a ser decapitado pero también sabe que debe usar sus últimos instantes de vida para cavar si propia tumba. Una fosa que quedará anónima, sin que nadie pueda ir a llorarlo.

El final del video, muestra cómo una daga se acerca al cuello de otro prisionero.

La víctima aparece golpeada en la cinta, asume culpas que sus ojos no quieren asumir, y aprovecha para despedirse.

Detrás de él, se puede observar un camión blanco, con la bandera del Estado Islámico flameando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here