El grupo yihadista Estado Islámico se atribuye los ataques cobardes en París

El grupo yihadista Estado Islámico (EI) reivindicó este sábado la oleada de atentados que causaron al menos 128 muertos y 250 heridos en París, calificados de “acto de guerra” por el presidente francés François Hollande.

“Ocho hermanos con cinturones explosivos y rifles de asalto” llevaron a cabo “un bendito ataque (…) contra la Francia Cruzada”, afirmó el EI en un comunicado en internet.

Poco antes de la reivindicación, Hollande lo calificó de “acto de guerra (…) cometido por Daesh (acrónimo árabe del EI), organizado desde el exterior y con complicidades internas que establecerá la investigación”.

El presidente decretó tres días de duelo nacional en Francia, que se halla conmocionada y bajo estado de emergencia.

Los ataques fueron cometidos en la sala de conciertos Bataclan, en calles céntricas de la capital y en las inmediaciones del Estadio de Francia, en las afueras de París, donde Hollande asistía a un partido de fútbol amistoso entre Francia y Alemania.

Con al menos 128 muertos y más de 250 heridos, de los cuales 80 en “estado crítico”, son los atentados más sangrientos en Europa desde los de Madrid en marzo de 2004.

En total fueron seis atentados casi simultáneos, casi todos en el este de la capital. Fueron cometidos por un número indeterminado de atacantes, de los cuales ocho murieron, siete de ellos haciéndose estallar.

Francia estaba en alerta máxima desde los atentados sangrientos de enero pasado contra el semanario satírico Charlie Hebdo y un supermercado kósher.

Los primeros testimonios de los supervivientes indican que los asaltantes gritaron “Alá Akbar” (Dios es grande) o mencionaron a gritos la intervención militar francesa en Siria, un país en guerra desde 2011 y donde Francia participa en los bombardeos de la coalición antiyihadista.

“Eran hombres extremadamente determinados, que recargaban metódicamente sus fusiles de asalto. Sin piedad”, explicó Julien Pearce, un locutor de Europe 1 que sobrevivió al ataque en Bataclan.

La policía no ha podido identificar aún a los atacantes. “La mayoría quedaron pulverizados cuando hicieron saltar sus cargas”, explicó una fuente policial.

La tragedia sembró el pánico en la capital, cuando faltan dos semanas para la conferencia sobre el clima de París (COP21), a la que asistirán más de cien jefes de Estado y de gobierno.

En la sala de conciertos, abarrotada por unos 1.500 espectadores, dos o tres asaltantes irrumpieron durante el concierto del grupo estadounidense Eagles of Death Metal. “Duró unos 10 o 15 minutos. Fue sumamente violento y hubo una ola de pánico”, contó el locutor.

“Les he oído decir claramente a los rehenes: ‘La culpa es de Hollande, la culpa es de vuestro presidente, no tiene por qué intervenir en Siria. Hablaron también de Irak”, declaró por su parte a la AFP Pierre Janaszak, de 35 años, que estaba en Bataclan.

ADVERTENCIA DE MÁS ATENTADOS

“París ha temblado bajo sus pies y sus calles se les han vuelto estrechas”, expresaron a través del texto, al tiempo que alegan que Francia y los franceses insultaron al profeta y se jactaron de luchar contra el islam y contra los musulmanes en la tierra del califato con sus aviones, “que no les sirvieron para nada en las calles de París”.

Se manifestaron en relación al ataque perpetrado en el estadio francés, donde se celebraba un juego de fútbol entre Francia y Alemania, y en el teatro Bataclan, “donde se concentraron cientos de apóstatas en un concierto amoral y de desenfreno”.

Además, el grupo terrorista difundió un vídeo en el que advierten que no habrá paz para Francia en tanto continué con su colaboración a la coalición que bombardea, desde hace más de un año, Siria e Irak y que es liderada por Estados Unidos.

“Tendrán miedo hasta de ir al mercado”, dijo el portavoz del grupo terrorista acompañado por un grupo de combatientes y agregó que están preparados para atacar otros objetivos.

Por medio de la red social Twitter, los terroristas también anunciaron otros posibles blancos de ataques en diversas capitales mundiales, entre ellas, Londres (Inglaterra), Washington (Estados Unidos) y Roma (Italia).

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here