El #mexicano de 25 años de edad que ganó las elecciones sin partido

Pedro Kumamoto no es cualquier personaje en México. Este joven de 25 años y de ascendencia japonesa marcó historia el domingo pasado al convertirse en el primer diputado independiente del Congreso de Jalisco, México.

Su historia sobresalió de entre los resultados de las recientes elecciones por ser la única lograda por un ciudadano genuinamente independiente, sin afiliación partidista previa, y con escasos recursos económicos.

Aquí la entrevista que le concedió a El Comercio.

¿Qué lo llevó a lanzarse como candidato a diputado en el Distrito 10 de Zapopan (Jalisco)?

Hay una frase que me gusta mucho: ‘La política la haces tú o alguien más lo hace por ti’. Hemos visto que sistemáticamente toman decisiones atendiendo los intereses de algunos y no de los necesitados. Por eso decidí participar en la contienda. Tengo que admitir que las comisiones para un candidato independiente no son fáciles en México, pues tienen muchas trabas. Sin embargo, lo que más nos motivó fue que generamos una agenda que ponga al centro a las personas y que le quiten y resten importancia a los políticos que nos gobernaban anteriormente. Puesto que yo soy el mensajero pero no el mensaje, lo más importante en mi candidatura no soy yo sino las personas. Estoy muy feliz por lo que hemos logrado.

¿Cuáles fueron sus estrategias para ganar a los demás partidos siendo un candidato independiente?

Esencialmente tres: la primera tiene que ver con las redes sociales (78 mil ‘me gusta’ en Facebook y 20 mil seguidores en Twitter); es decir, poder llegar a muchas personas gracias a los nuevos medios de comunicación. Segundo, ir casa por casa, a los mercados, a los autos e ir a las estaciones públicas para que conocieran nuestra candidatura, y por último, fui a todas las entrevistas que me hicieron en diversos canales de televisión. Esos fueron los puntos que nos llevaron a lograr este gran triunfo aquí en el Distrito 10 de Zapopan, en Jalisco.

¿Es verdad que gastó solo US$ 14.000 en su campaña?

Recibimos cerca de US$1.500 del estado. Lo que nosotros hicimos fue hacer crecer ese monto a US$ 20.000 para ser exactos, gracias a los 130 microdonantes que nos dieron hasta US$ 500 cada uno. Solo hemos gastado la quinta parte de todo lo que invierten los demás partidos políticos en sus campañas. Todo esto fue gracias a que tuvimos mucha creatividad e imaginación y un gran despliegue de talento.

¿Qué representa su triunfo para su localidad de Zapopan (Jalisco)?

Representa el descontento que existe contra los partidos políticos, específicamente en la forma en que estos han tomado decisiones que solo han beneficiado a un pequeño grupo de personas. Por tal motivo, hemos ido a la candidatura representando a todas aquellas personas que se sienten menospreciadas.

¿Recibió algún tipo de amenazas por parte de grupos armados o narcotraficantes?

No, de ninguna manera. Aquí en Jalisco fue una campaña que ha transitado con mucha paz. Siempre hay gente en las calles que te dice cosas que te podrían llegar a amedrentar, pero no he recibido ninguna amenaza.

¿Tiene en mente alguna alianza política en el futuro?

La búsqueda dentro del congreso del estado significa que en algún momento tendré que pasar la iniciativa a otros partidos políticos. Y sin duda es parte de los actos demócratas que se necesitan. Sin embargo, una cosa es entender que se debe de generar leyes legislativas conjuntas y otra muy distinta es aliarse a un partido político.

¿Incentivaría a los ciudadanos a intervenir en su proyecto?

Sin duda alguna. Para tener peso dentro del congreso necesito que las personas se involucren, participen y que también critiquen. Que me jalen las orejas cuando las cosas salgan mal y que ayuden firmando mis iniciativas cuando las vaya a presentar.

¿De qué modo se harían esas intervenciones?

De todo tipo. Hay que utilizar los medios de comunicación que existen a través de la tecnología de la información, pero también a través de mesas de presentación y tal como hice al inicio de mi campaña: ir a los mercados, casas, los espacios públicos. Yo voy a seguir haciendo este trabajo, por ejemplo medio tiempo en el congreso y otro medio tiempo en mi comunidad.

¿Qué tan grande es la presión para un diputado tan joven?

Es una gran presión. Estamos articulando las formas que tienen muchas personas en cómo se involucran en la política, ya que con la esperanza de las personas nunca se debe jugar.

¿Cuáles son sus aspiraciones en el ámbito político?

Yo creo que lo primero es poder presentar un servicio público realmente decente, realmente entregado a las personas y que les pueda quedar claro que se puede hacer política sin corromperse. Lo segundo que buscaría es hacer un gran trabajo legislativo, técnicamente hablando, y tercero es incentivar la participación de las personas dentro de mi comunidad. A mí me interesa mucho que dejemos a un lado esa idea de que la política es nada más que corrupción y un pantano ético, sino más bien que la política es todos los días y lo hacemos entre muchas personas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here