El verdugo británico del ISIS se habría ocultado en Libia tras revelarse su identidad

De acuerdo con expertos de la inteligencia, el yihadista John voló de Siria a Libia porque el Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) decidió correrlo a un costado luego de que su verdadera identidad fuera difundida.

El extremista de origen británico, que protagonizó los videos de decapitaciones de rehenes occidentales como los periodistas James Foley y Steven Sotloff, se llama Mohammed Emwazi, tiene 26 años y se crió en Londres, según información que fue divulgada meses atrás.

En un principio, se creyó que había dejado de aparecer en las macabras filmaciones del ISIS porque había sido herido -e incluso muerto- en bombardeos en Siria, pero una fuente reveló a las brigadas antiterroristas de los Estados Unidos que habría sido trasladado a Libia.

“Creemos que es un movimiento táctico del ISIS para mantener a Emwazi fuera del foco de atención”, señaló un oficial al Sunday Express. Esa información habría surgido a partir de escuchas miembros del grupo terrorista.

Desde enero que John no aparece en los videos de ISIS. Hasta entonces era el verdugo designado de las cruentas grabaciones de los yihadistas, y con sus manos también degolló a los rehenes David Haines y Alan Henning.

El alias de “John” fue dado por un grupo de prisioneros del ISIS, dado que el terrorista pertenecía a una célula en la que todos sus miembros tenían acento británico, y por eso los apodaban “The Beatles”, como la banda británica.

La familia de Emwazi ha confirmado la identidad del terrorista. Según revelaron, la última vez que tuvieron contacto con él fue en 2013, cuando llamó desde Turquía para contarles que viajaría a Siria para realizar supuestamente tareas humanitarias.

Los padres del terrorista señalaron, además, que al escuchar el video de la decapitación de Foley, la primera difundida por ISIS, la voz de John les había parecido similar a la de Mohammed. La grabación fue lanzada en internet por los extremistas en agosto pasado.

El padre de John vive en Kuwait, aunque se le ha negado la ciudadanía. Trabajaba como policía allí cuando nació Mohammed, hasta que fue cuestionado por su fidelidad al régimen de Saddam Hussein, que invadió el golfo Pérsico, ya que su familia era originaria de Irak. En 1993, Emwazi y su familia se mudaron a Londres, aunque más adelante regresaron a Kuwait.

Pero los motivos de su radicalización no son claros. Al llegar a Gran Bretaña, cuando tenía seis años, John parecía abrazar la vida británica, como jugar al fútbol en las calles del oeste de Londres, mientras demostraba su fanatismo por el Manchester United.

John llegó a Gran Bretaña hablando sólo unas pocas palabras de inglés y parecía más interesado en el fútbol que en el islam. Los profesores del colegio donde estudiaba lo recuerdan como un chico educado, que hablaba en voz baja y era estudioso. Era el único alumno musulmán en su clase.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here