Estado Islámico reivindicó un atentado cerca de Al Bab que dejó más de 50 muertos

El grupo Estado Islámico (ISIS, por sus siglas en inglés) reivindicó este viernes el ataque suicida que mató a más de 50 personas, la mayoría civiles, cerca de la ciudad siria de Al Bab, que pocas horas antes los rebeldes y las tropas turcas habían retomado de manos de los yihadistas.

En un comunicado publicado en internet, el grupo dijo que un suicida “condujo su coche bomba hasta una concentración de soldados turcos y apóstatas” en Susian, un pueblo a unos ocho kilómetros de Al Bab.

Al menos 51 personas murieron en la explosión, la mayoría civiles, según la ONG Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH).

El coche estalló hacia las 08:00, hora local (06:00 GMT), delante de dos centros de mando rebelde en Susian e hirió también a varios combatientes, indicó la ONG con sede en Londres.

“Los perros de (Abu Bakr) Al Baghdadi (jefe de ISIS) no pudieron soportar esta gran pérdida y sus suicidas empezaron su venganza” por la toma de Al Bab, dijo a la AFP el comandante Abu Jaafar de las llamadas Brigadas Mutasem.

Jaafar explicó que los combatientes rebeldes, los soldados turcos y varios civiles de Al Bab estaban reunidos en Susian “para organizar el aparato de seguridad y poner en marcha un plan para reconstruir” la ciudad.

“La información llegó a manos de las células durmientes (de ISIS), que prepararon el coche bomba”, añadió, y explicó que los hospitales cercanos estaban llenos de heridos por el ataque.

Por otra parte, dos soldados turcos murieron este viernes en Al Bab en un atentado suicida separado, anunció el primer ministro Binali Yildirim.

La estratégica ciudad de Al Bab, a tan sólo 25 kilómetros al sur de la frontera con Turquía, era el último bastión de los yihadistas de ISIS en la provincia siria de Alepo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here