Gobernador de Texas confirma 26 personas muertas en ataque a iglesia

Considerada la “peor masacre de Texas” realizada por un hombre que disparó tras ingresar la mañana de este domingo en una iglesia bautista en la comunidad de Sutherland Springs, al sur de San Antonio.

El día de ayer, un hombre armado entró a mediodía en una iglesia baptista de Sutherland Springs, una pequeña localidad rural de Texas, a una hora en coche de la ciudad de San Antonio, y abrió fuego contra los feligreses.

Mató a 26 personas e hirió a más de veinte, según el gobernador del Estado, Greg Abbott. Los fallecidos tenían entre cinco y 72 años.

Se presume que Devin Kelley cometió la masacre por “problemas domésticos”. El asesino, de 26 años, había amenazado a su suegra, que asistía a la iglesia que atacó –aunque este domingo no había ido a misa–.

Cuando Kelley trató de escapar del lugar, un vecino  que vive en frente de la iglesia donde se produjo el ataque, cogió su rifle y se enfrentó al sospechoso. Tras un fuego cruzado entre el vecino y el sospechoso -armado con una pistola y cuyo rifle había dejado en el templo-, el tirador se introdujo en su vehículo y huyó de la escena del crimen.

Cuando vio a otro vecino que pasaba por allí con su coche, le explicó lo ocurrido y ambos iniciaron la persecución de Kelley, en continua comunicación con las fuerzas del orden.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here