Hong Kong, que a principios de semana decidió suspender sus importaciones de carne brasileña, anunció el viernes la retirada de la carne presuntamente adulterada procedente de alguna de las 21 plantas incriminadas en Brasil.

La policía de Brasil está investigando el supuesto uso de ácidos en la carne y la manipulación de etiquetas para maquillar productos que ya no eran aptos para el consumo.

El caso afecta a un sector clave de la economía de Brasil, el mayor exportador del mundo de carne bovina y aviar, y en particular a dos gigantes del sector, JBS y BRF.

El secretario de sanidad de Hong Kong, Ko Wing-man, anunció la “retirada completa” de toda la “carne fresca, congelada [de ternera] y de ave” importada por las plantas afectadas por la crisis.

No pudimos eliminar completamente los peligros ocultos en términos de seguridad alimentaria”, dijo Ko a la prensa para justificar su decisión.

Ko precisó que seis de las plantas afectadas en Brasil habían exportado carne a Hong Kong y dijo esperar que la actuación devuelva la confianza a los consumidores hacia la carne brasileña que no procede de las fábricas envueltas en el escándalo.

FuenteRedacción
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here