Un supuesto bombardeo químico en la ciudad de Jan Shijún, en el sur de la provincia septentrional siria de Idleb, dejó al menos a 100 fallecidos, entre ellos once menores, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que informó de decenas de habitantes del lugar resultaron heridos.

El Observatorio no descartó que el número de fallecidos aumente porque hay heridos en estado grave.

Médicos que atendieron a las víctimas dicen que los síntomas que presentan los afectados muestran que el elemento empleado en el ataque pudo haber sido gas sarín.

Los activistas culparon al régimen sirio por el ataque, que llevó a las Naciones Unidas a reemplazar una sesión del Consejo de Seguridad prevista para este miércoles por una reunión de emergencia.

El ejército del presidente Bachar al Assad negó el uso de armas químicas. Rusia, fuerte aliado de Siria, dijo que no tenía aviones de guerra en los alrededores.

El ejército sirio “niega categóricamente el uso de materiales químicos y tóxicos en Khan Sheikhoun”, dijo el Comando General en un comunicado.

Las incursiones se registraron en la ciudad de Khan Sheikhoun, en la provincia de Idlib, cuando a las 6:30 horas, local, arrojaron un “gas venenoso”, según Anas al-Diab, activista del Centro de Medios de Aleppo.

Cinco minutos más tarde, se produjeron tres ataques más en la misma ubicación, en el centro de la ciudad, pero sin gas, agregó al-Diab.

Vídeos que circulan en las redes sociales parecen mostrar a víctimas del ataque, incluidos niños, que no responden; otros tienen dificultades para respirar o usan máscaras de oxígeno.

FuenteAgencias
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here