La Habana le da la bienvenida al crucero Adonia

El Adonia ya está en La Habana. El primer crucero que conecta Estados Unidos y Cubaen más de medio siglo ha llegado esta mañana sobre las 9.00 (15.00 en España) al puerto de la capital de la isla en medio de una enorme expectación. Un grupo de personas dio la bienvenida a los pasajeros que viajan a bordo del barco desde el Malecón. La llegada del barco de Carnival, la empresa de cruceros más grande del mundo, es consecuencia de la nueva política de entendimiento entre Estados Unidos y Cuba, que en diciembre de 2014 pusieron fin a décadas de hostilidad.

El histórico viaje supone la cristalización de meses de negociación, en los que Carnival consiguió ser la empresa elegida para operar de nuevo entre los dos países vecinos. Se trata además de uno de los avances más nítidos en el complicado camino para una normalización plena de las relaciones entre Estados Unidos y Cuba.

El Gobierno de Obama confía en que la llegada de empresas estadounidenses a la isla estimule la economía cubana y, de esta manera, mejore el nivel de vida de los ciudadanos que residen en la isla. Una estrategia muy diferente a la que han llevado a cabo en el último medio siglo las sucesivas administraciones estadounidenses, que han sido partidarias del bloqueo a la isla. La principal demanda del Gobierno de Raúl Castro, el levantamiento del embargo, sin embargo aún no tiene fecha, ya que se trata de una decisión que tiene que tomar el Congreso de EE UU, dominado por los republicanos.

Mientras este momento llega (la aspirantes demócrata Hillary Clinton se ha mostrado partidaria de poner fin al embargo si llega a la presidencia de Estados Unidos), las empresas americanas ya están preparando su estrategia para facilitar su entrada en el mercado cubano. Google tiene planes para dar acceso a Internet de los cubanos, mientras que la red de hospedaje Airbnb suma ya más de 4.000 domicilios para alquilar en Cuba.

El Adonia partió el domingo desde Miami hasta La Habana, a donde ha llegado esta mañana. En la capital cubana permanecerá dos días. Posteriormente, el crucero se dirigirá hasta la localidad de Cienfuegos y luego hasta Santiago de Cuba, desde donde iniciará el retorno hasta el puerto de Miami, donde está previsto que llegue el próximo domingo. La compañía Fathom, propiedad de Carnival, tiene previsto fletar un crucero cada dos semanas entre el puerto de Miami y Cuba.

El viaje del primer crucero ha estado envuelto en cierta polémica las últimas semanas, ya que inicialmente Carnival se negó a vender billetes a los ciudadanos nacidos en Cuba que residen en Estados Unidos. El motivo era una ley cubana que impedía a los cubanos regresar a la isla por vía marítima. Tras una demanda judicial por discriminación y las críticas del Gobierno de Obama, la empresa cambió de decisión y abrió la venta a cualquier ciudadano. Carnival sugirió entonces que estaba dispuesta a retrasar la puesta en marcha del histórico crucero, algo que finalmente no fue necesario porque Cuba eliminó la normativa que impedía a los ciudadanos cubanos regresar a la isla por barco. Según la compañía, una docena de personas nacidas en Cuba ha viajado en el crucero, sobre un total de 600 pasajeros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here