La hispana que dio a luz 7 semanas después de su muerte cerebral conmueve al mundo

Karla Pérez, una joven latina de 22 años nacida en Estados Unidos, tenía 22 semanas de embarazo cuando el pasado 8 de febrero, comenzó a quejarse de severos dolores de cabeza.

Mientras el malestar de la joven se intensificaba sus familiares llamaron al 911, que enviaron un grupo de paramédicos a su hogar en Waterloo, Nebraska. La trasladaron al hospital, donde los médicos descubrieron que había sufrido una hemorragia cerebral y concluyeron que presentaba un coma irreversible.

Los familiares pidieron a los doctores que hicieran todo lo posible por salvar al bebé. El feto tenía 22 semanas de gestación y no podía sobrevivir fuera del útero materno, por lo que los médicos decidieron conectar a la joven a un soporte de vida artificial.

El pasado 4 de abril, un equipo conformado por más de 100 médicos, enfermeras y personal de apoyo decidieron inducir el parto ante el deterioro de las condiciones vitales de la mujer, practicando una cesárea de emergencia. Minutos después de dar a luz, Karla fue declarada muerta.

El recién nacido pesaba apenas dos libras al momentos de su nacimiento, los médicos lo ingresaron en la unidad de terapia intensiva neonatal, de donde salió esta semana pesando casi 5 libras.

El caso de Ángel ha sido un éxito y además se ha convertido en el bebé que más tiempo ha logrado sobrevivir en esta situación: más de 54 días, mientras que el resto han estado entre 30 y 35 días desde que la madre entra en estado de coma.

El bebé de Karla quedó en las mejores manos, las de su madre, que aplaca un poco el dolor de la muerte de su hija con el amor que le brinda a sus dos nietos, Ángel y Génesis, la hija mayor de la joven que este jueves cumplió 3 años.

“Ella siempre va a vivir. Ella no está muerta. Ella solo está de viaje y me dejó aquí a sus dos tesoros para que se los cuidara”, dice Berta Jiménez, la madre de la joven, a la cadena de noticias Univisión.

La familia de Karla decidió donar los órganos de la joven, un riñón, el hígado y el corazón, salvando así la vida de tres personas. “El corazón de mi hija está latiendo en el cuerpo de otra persona y quiero conocerla en algún momento”, dice con esperanza Berta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here