Las embajadas piden a sus ciudadanos permanecer en casa por el golpe en Turquía

El primer ministro turco, Binali Yildirim, ha denunciado este viernes un golpe de Estado por parte de sectores de las Fuerzas Armadas. Las embajadas de varios países han pedido a sus ciudadanos residentes en Turquía que se mantengan en casa ante la situación de inestabilidad política y el despliegue de las fuerzas armadas en las principales ciudades turcas. A primera hora se han reportado disparos en las calles de Estambul, el cierre de dos puentes en el mismo lugar, y el sobrevuelo a baja altura de jets en Ankara. El Ejército asegura que ha tomado el control del país.

La representación española ha publicado en su cuenta de Twitter: “Intento de golpe de Estado en Turquía. Se ruega a todos los españoles que se encuentren en Turquía que permanezcan en sus casas y hoteles”.

Una fuente diplomática francesa declaró a Reuters que también habían prevenido a sus ciudadanos. “Se envió un mensaje diciendo que graves acontecimientos estaban teniendo lugar en Ankara y Estambul “, expresó la fuente. “Se ha pedido a los ciudadanos franceses a permanecer dentro”.

El presidente estadounidense, Barack Obama, ha sido informado de los acontecimientos en Turquía, señalaron fuentes de la Casa Blanca. “El equipo de seguridad nacional del presidente le ha informado de la situación en Turquía”, dijo el portavoz del Consejo Nacional de Seguridad, Ned Price. “El presidente seguirá recibiendo informaciones”. El Departamento de Estado ha recomendado en Twitter a los norteamericanos “buscar refugio y permanecer en casa”.