Llora las muertes pero no se disculpa: histórica visita de Obama a Hiroshima

El presidente estadounidense, Barack Obama, realizó este viernes una visita histórica a la ciudad japonesa de Hiroshima, tristemente conocida por haber sufrido un bombardeo atómico de Estados Unidos.

A su llegada a Hiroshima, el jefe de Estado norteamericano, citado por Associated Press, ha mencionado que el mundo tiene la responsabilidad compartida de plantearse cómo evitar la repetición de ese sufrimiento. “La bomba de Hiroshima ha demostrado que la humanidad tiene medios para su autodestrucción”, agregó.

“Estamos aquí tratando de imaginar el momento en el que cayó la bomba (…). Las víctimas estadounidenses y japonesas son iguales”, dijo el presidente estadounidense. “Hace 71 años la muerte cayó del cielo. El mundo cambió para siempre aquí, pero hoy los hijos de esta ciudad van a vivir en paz”, agregó, haciendo un llamado a reducir las reservas mundiales de armas nucleares.

Una visita sin disculpas

En una breve ceremonia el mandatario norteamericano realizó una ofrenda floral ante el cenotafio en memoria de las 140.000 personas que murieron a consecuencia del bombardeo nuclear, la mayoría civiles. Sin embargo, no ha presentado ningunas disculpas. El analista internacional Daniel Morales, sostiene que la negativa de Obama a disculparse por el bombardeo nuclear se debe a que en Estados Unidos existe un “consenso histórico acerca de que los bombardeos fueron un mal necesario para acabar la guerra”.

A su vez, este martes el Ministerio de Exteriores de Japón señaló que el ataque nuclear estadounidense contra las ciudades japonesas violó los principios del humanismo. “Esto no concuerda con el humanismo, la base ideológica del derecho internacional”, señaló el Ministerio mencionando que la pérdida de miles de vidas humanas condujo a “una triste situación desde el punto de vista de la humanidad”.

Los críticos de ambos lados del Pacífico arremetieron hace unos días contra los planes del presidente Obama de visitar Hiroshima, informa ‘USA Today’.

En Japón, los líderes de un grupo de supervivientes de la bomba atómica instaron a Obama a pedir disculpas “a las víctimas humanas” durante su visita a la ciudad y reconocer que el uso del arma fue “inhumano y contrario al derecho internacional”.

Terumi Tanaka, secretario general de la Confederación japonesa de Organizaciones de Víctimas de las Bombas Atómicas y de Hidrogeno, declaró en una conferencia de prensa en Tokio que los sobrevivientes y sus partidarios habían dejado de lado las demandas de disculpas públicas por los bombardeos con el fin de facilitar la visita de Obama.

“La piel empezaba a desprenderse del cuerpo junto con la carne”

La mañana del 6 de agosto de 1945, el bombardero estadounidense Enola Gay lanzó sobre Hiroshima la primera bomba atómica utilizada en combate con la supuesta intención de dar por concluida la Segunda Guerra Mundial.

Se estima que la explosión acabó de forma inmediata con la vida de unas 80.000 personas. Sin embargo, a finales de 1945 las víctimas mortales se elevaban ya a 140.000 y la cifra de afectados por la radiación en los años posteriores es difícil de contabilizar. Tres días después del ataque, Estados Unidos lanzó una segunda bomba nuclear, sobre la ciudad de Nagasaki.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here