Mató al entrenador de su hija porque la dejó fuera del equipo

Un episodio policial ligado directamente al deporte conmocionó este fin de semana a los mexicanos. El sábado por la mañana, mientras un centenar de chicos comenzaban su jornada en la ciudad deportiva de la Universidad Autónoma de Oaxaca, el padre de una nena de doce años que juega al básquetbol Dragones, que participa en una liga infantil, asesinó a balazos al entrenador de su hija por haberla dejado fuera del equipo.

Según medios mexicanos, la chica llegó tarde al partido junto a sus padres, el cantante Angélico Reyes y su mujer, Gabriela Ponce, quienes pretendían que el entrenador, Guillermo Cordero, la incluyera en el equipo. La negativa del técnico disgustó al padre de la menor, quien lo golpeó y luego lo esperó a la salida de la ciudad deportiva.

Cuando volvieron a encontrarse, el padre de la nena sacó un arma y disparó cinco balazos frente a decenas de chicos y de padres que se encontraban en el club. El entrenador murió al instante por las heridas sufridas en la cabeza y en el tórax.

El autor del crimen huyó junto con su mujer y su hija en un taxi, pero se bajó a las pocas cuadras para darse a la fuga. Y desde ese momento, no se hallaron rastros de su paradero.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here