Los millones de floridanos que formaron parte de la mayor evacuación en la historia de la los Estados Unidos están deseosos de regresar a sus hogares. Los esfuerzos de recuperación post Irma ya están en camino: botes, camiones y voluntarios desde Key West a Jacksonville.

El gran número de evacuados que ya están cansados de estar dentro de un albergue sigue aumentando y, en lo que la primera etapa de ayuda llega a las carreteras, esta desesperación puede representar un gran reto para el gobernador Rick Scott.

El gobernador subió a un helicóptero de la Guardia Costera el lunes para ver de primera mano los daños causados por el paso del huracán Irma en los Cayos de la Florida, al igual que millones de residentes hicieron en sus vecindarios.

Importante :  Arrestan a 28 inmigrantes indocumentados en una empresa de Florida

“Esperen instrucciones de las autoridades locales antes de regresar a sus vecindarios y a las áreas que fueron evacuadas”, escribió Scott en Twitter. “El impacto de la tormenta puede tener secuelas aún después del paso del centro de la misma”.

Bud y Beth Haidet dejaron Fort Myers el viernes y se refugiaron en el Hotel Doubletree en el downtown de Tallahassee. El lunes mantenían el buen humor ya que había café y podían estar en el lobby del hotel compartiendo.

“Estamos listos para regresar”, dijo Bud Haidet, director de atletismo retirado de la Universidad de Wisconsin-Milwaukee. “Tenemos cosas en el congelador y en la nevera. Salimos realmente bien rápido”.

Beth Haidet dice que su preocupación mayor es conseguir gasolina en la carretera Interestatal 75 ya que tienen por delante más de seis horas de viaje. Uno de los mayores retos del estado es que la gasolina pueda llegar a las gasolineras, pero hasta que el puerto abra de nuevo eso no ocurrirá.

Importante :  Otro tiroteo en Estados Unidos; esta vez en Baltimore

Las inundaciones también son otro gran obstáculo para aquellos que quieren regresar a su hogar y que deben hacerlo ya sea por la carretera Interestatal 10 o por la I-95 en el noroeste de la Florida.

El río St. Johns y sus tributarios han subido a niveles históricos con la marejada de la tormenta, inundando calles y vecindarios. Además han bloqueado el paso de dos carreteras interestatales. Los dos puentes principales están cerrados hasta nuevo aviso.

El alcalde de Jacksonville, Lenny Curry, advirtió a los residentes en las áreas afectadas que las inundaciones pueden llegar a subir de 4 a 6 pies.

“Veo personas jugando en el agua”, dijo Curry en un tuit. “Por favor, no lo hagan, esperamos más inundaciones”.

Importante :  VIDEOS: #Impactantes imágenes del #terremoto en #Nepal

Los oficiales estatales de seguridad están pidiendo paciencia, ya que muchas carreteras necesitan estar limpias para permitir el acceso a vehículos de emergencia. El alcance de los daños aún no se sabe; las escuelas, la universidad del estado y los parques estatales están cerrados. Hay más de 200,000 personas en refugios de emergencia desde el lunes.

“Entendemos su frustración. Solo les pedimos paciencia con nosotros”, dijo el Capitan J.R. Hutchinson, jefe de la Policía del Condado.

“Mantengase fuera de las carreteras”, dijo en un tuit un policía de Orlando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here