Norcorea acusa un complot para asesinar a su líder

Corea del Norte acusó el viernes a la Agencia Central de Inteligencia (CIA) y a los servicios de inteligencia de Seúl de un fallido plan para asesinar a su líder Kim Jong Un con una bomba bioquímica durante un desfile militar en Pyongyang.

Corea del Norte ya ha acusado a Estados Unidos y a Corea del Sur en otras ocasiones de planear ataques militares preventivos y apuntar a sus líderes, pero analistas dijeron que podría ser la primera vez que acusa a aliados de un intento de asesinato.

Pyongyang presentó extensos detalles pero no ofreció pruebas concretas para respaldar sus acusaciones sobre el complot, que afirmó nunca hubiera tenido éxito.

La CIA y la Casa Blanca declinaron hacer comentarios sobre el comunicado del Ministerio de Seguridad Estatal de Corea del Norte, que acusó a la CIA y al Servicio Nacional de Inteligencia de Corea del Sur de sobornar a una persona norcoreana de apuntar al “liderazgo supremo” del país.