Obama anuncia plan para cerrar la cárcel de Guantánamo

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, presentó una serie de justificaciones que, a 
su juicio, no le han permitido cerrar la cárcel ilegal de Guantánamo, ubicada al este de Cuba.

Reconoció que sobre ese recinto reposan diversas denuncias en materia de Derechos Humanos y dijo que no representa la mejor forma de lidiar contra los terroristas.

Aunque expresó que quedan sólo 91 detenidos, no mencionó cuántos han sido asesinados o quiénes se han suicidado, por maltratos y abusos por parte de las autoridades.

Obama afirmó que revisarán los casos de los reos, para determinar si pueden ser transferidos a otros países, sin precisar cuántos reclusos permanecen aún sin juicio o acusaciones sólidas.

Sobre las “transferencias de seguridad” de los presos a otros países, Obama no se refirió a la treintena de detenidos que padecían de esquizofrenia, que pasaron años encerrados antes de ser llevados a sus países de origen en 2011, según un informe revelado por WikiLeaks.

El cierre de la cárcel de Guantánamo responde a un ahorro para EE.UU. de hasta 50 millones de dólares al año, más allá de tratarse de un tema de acabar con la barbarie que allí se vive desde hace 14 años.  

En un año electoral, "no quiero pasarle este problema (la cárcel) a otros gobiernos", dijo. 

De acuerdo con la Ley de Autorización de Defensa Nacional, el Pentágono debe presentar al Congreso un plan para el cierre de la prisión hoy 23 de febrero. 

Estados Unidos creó esta prisión en 2002 en su base militar ocupada ilegalmente en Cuba, para recluir a personas de distintos países sospechosas de tener vínculos con el terrorismo, tras el atentado del 11 de abril de 2001.

Esta polémica cárcel ha sido mundialmente criticada por las constantes violaciones de los Derechos Humanos que allí se cometen.
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here