Piden 42 años de cárcel por rociar a su exnovia con gasolina

Madrid. Dice que no se acuerda de nada. No sabe cómo lo hizo, sólo que causó daño a mucha gente y ha pedido perdón. Es David Batista. Se enfrenta a 42 años de cárcel en un juicio con jurado popular por rociar a su exnovia con gasolina y quemarla viva. Ayer el acusado fue recibido con gritos de asesino por familiares y amigos de Laura.

La madre de la joven  casi se desvanece rota por el dolor. Por eso hoy no la han dejado ni ver al acusado. Ha declarado en otra sala por video conferencia. En julio de 2015 David se presentó aquí en la tienda donde trabajaba Laura de 27 años. La  roció con un líquido inflamable y después le prendió fuego. Ella murió horas

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here