Proponen a Trump que elimine a Kim Jong-un o despliegue armas nucleares en Corea del Sur

El Consejo de Seguridad Nacional de EE.UU. habría presentado a Donald Trump opciones para responder al programa nuclear de Corea del Norte. Este plan incluye la instalación de armas nucleares en Corea del Sur y el asesinato del líder norcoreano Kim Jong-un, informa NBC News, citando a varios altos funcionarios de inteligencia y oficiales estadounidenses.
Un drástico plan para frenar a Pionyang

La opción de eliminar al líder norcoreano y a otros altos funcionarios del Gobierno estaría enfocada a frenar la toma de decisiones respecto al programa nuclear de ese país. Sin embargo, algunos expertos como el exembajador estadounidense en Corea del Sur, Mark Lieppert, creen que esta opción tiene muchas desventajas, pues carece del apoyo de otras potencias mundiales como China.

Importante :  Guerra de tuits entre Trump y un hijo del Chapo termina en el FBI

Además, este plan conllevaría a una reacción incierta de la comunidad internacional y del propio pueblo norcoreano. “La pregunta es ‘¿qué pasará el día después de eliminar a estos líderes?’ Creo que en Corea del Norte, esto sería una gran incógnita”, asegura Lieppert.

En cuanto al despliegue de armas nucleares estadounidenses, no sería la primera vez que este país mantenga este tipo de recursos militares en la región. Hace 25 años, EE.UU. retiró su arsenal nuclear de Corea del Sur y un reingreso de estas armas a la región se convertiría en el primer despliegue nuclear a gran escala desde la finalización de la Guerra Fría. Otros especialistas citados por NBC News estiman que EE.UU. se podría limitar a la ejecución de pruebas de misiles intercontinentales o al envío de bombarderos estratégicos a la región o a las bases militares cercanas, como la desplegada en Guam.

Importante :  Corea del Norte y Rusia provocan tensión al lanzar misiles

Finalmente, el medio estadounidense cita como una tercera opción para frenar la escalada nuclear de Corea del Norte al despliegue de militares estadounidenses, fuerzas surcoreanas y un equipo de ciberguerra encargados de destruir o tomar por la fuerza infraestructura clave norcoreana. En el artículo se asegura que la CIA, que ya habría analizado esta estrategia, “no apoyaría” la ejecución de esta tercera opción.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here