¿Quiénes son las víctimas del tiroteo en Charleston?

La tragedia golpeó a Charleston, Carolina del Sur, Estados Unidos, donde nueve personas fueron acribilladas durante una misa en la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel, una de las congregaciones más antiguas de la comunidad negra.

Un joven de 21 años, Dylan Storm Roof, fue arrestado en Shelby, Carolina del Norte, por ser el principal sospechoso de haber disparado el revólver calibre 45 que mató a seis mujeres y tres hombres en la iglesia.

La matanza fue calificada como un ‘crimen racial’.

Las víctimas

Sharonda Coleman-Singleton

45 años, madre de tres, conocida como ‘Tookey’. Criada en Nueva Jersey, pasaba sus veranos en el Sur, donde tenía familia. Estaba haciendo un doctorado.

Iba a la iglesia todos los días, según contó su tía Brenda Hargrove, porque había sentido que tenía que difundir el gospel. Líder nata y motivadora, enseñaba catequesis.

Tras enterarse de la muerte de su madre, Chris Singleton posteó una foto de ella en la iglesia. “Siempre te decía que ibas demasiado a la iglesia. Tú te reías y me decías: ‘Chico, nunca puede ser demasiado’ “.

DePayne Middleton Doctor

49 años, madre de cuatro. Trabajaba en la Southern Wesleyan University como coordinadora en el departamento de admisiones. Creía que la universidad podía ayudar a los estudiantes a conectar la enseñanza con la fe.

Todd Voss, presidente de la Southern Wesleyan University, la recordó como una mujer cálida y entusiasta.

Doctor era graduada de esa misma universidad y había dedicado su carrera a la consultoría. También era parte de la oficina de Censos de Estados Unidos.

Susie Jackson

87 años, la mayor entre las víctimas. Era feligresa de la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel desde hacía años y formaba parte del coro.

“Es tan difícil procesar que mi abuela se fue de la Tierra de esta manera. No creo que ella mereciera irse así”, dijo Tim Jackson, su nieto.

Cynthia Hurd

54 años. Dedicó su vida al servicio público. Fue bibliotecaria de Charleston durante 31 años.

Era feligresa de la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel desde su infancia; su madre era miembro del coro.

Ethel Lance

70 años. “Estaba prácticamente siempre en la iglesia”, recuerdan otros feligreses. Hacía tiempo que era sacristán y que pasaba sus días allí: si no estaba socializando, estaba limpiando o leyendo la Biblia. También oficiaba de acomodadora los domingos.

Tywanza Sanders

De 26 años, recientemente graduado de la Universidad Allen, quiso proteger a un familiar cuando comenzó el tiroteo. “Creen que quiso proteger a su tía o abuela”, informaron.

“Era un chico callado, conocido porque era muy dedicado en sus estudios. Era cálido y solidario”, difundió la universidad en un comunicado.

El joven trabajaba como barbero e iba a la Iglesia Episcopal Metodista Africana Emanuel a leer la Biblia.

Clementa C. Pinckney

41 años, reverendo y senador. Casado, dos hijas.

Era quien encabezaba las reuniones de lectura y estudio de la Biblia de los miércoles. Estaba a cargo del grupo cuando comenzaron los tiros.

Daniel Simmons

74 años. Pastor retirado de otra iglesia de Charleston. Iba a la Iglesia Episcopal Metodista Africana todos los domingos y miércoles.

Simmons todavía estaba vivo cuando los equipos de emergencia llegaron a la iglesia, pero murió en el hospital.

Myra Thompson

59 años. Estaba preparándose para ser ministra. Miembros de la iglesia la recordaron como una mujer “increíble”, sincera, prágmática, segura.

“Creo que será recordada por su compromismo con la religión y con sus ideales”, dijo William Dudley Gregorie, funcionario de Charleston, con quien Myra Thompson se había reunido pocas horas antes del tiroteo.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here