Racismo tiñe de nuevo a Estados Unidos: 9 afroamericanos asesinados en Charleston

Un joven blanco mató a tiros a nueve personas este miércoles en una iglesia de la comunidad afroamericana de Charleston, en Carolina del Sur (sureste de Estados Unidos), fugándose luego.

La policía seguía buscando al sospechoso, un hombre de unos veinte años, rubio y sin barba que vestía pantalones tejanos y un sweatshirt gris, reseña AP.

El sospechoso es “muy peligroso” y “permaneció durante casi una hora” entre los feligreses que estudiaban la biblia en la iglesia, antes de abrir fuego, precisó el jefe de policía de Charleston, Gregory Mullen, en conferencia de prensa en la mañana del jueves.

La policía estatal pidió refuerzos de la federal (FBI) y de la capital, Washington. La justicia federal abrió una investigación por “crimen de odio” sobre el caso, indicó un portavoz del departamento de Justicia (DoJ).

Esta investigación se realiza “paralelamente y en cooperación” con la de las autoridades locales, precisó el DoJ. La designación de crimen motivado por el odio permite activar medios federales adicionales en momentos en que el sospechoso se mantiene en fuga.

La policía de Charleston difundió imágenes del atacante, obtenidas de cámaras de seguridad. El sospechoso se ve abandonando la iglesia en un sedan negro.

“Hay ocho fallecidos dentro de la iglesia”, indicó el comisario Gregory Mullen en una rueda de prensa, y explicó que uno de los dos heridos murió en un hospital cercano al que había sido trasladado, aunque no dio detalles sobre la identidad de las víctimas.

“Por el momento hay nueve víctimas de este espantoso crimen”, dijo el comisario, afirmando que este estaba motivado por el “odio”.

Una de las víctimas fatales fue el pastor de la iglesia, Clementa Pinckney, también Senador estatal de Carolina del Sur, reportaron medios locales y allegados.

El tiroteo tuvo lugar hacia las 21H00 locales (01H00 GMT), en una de las iglesias de la comunidad negra más antiguas de la ciudad, la Emanuel African Methodist Episcopal Church. El hombre empezó a disparar durante una sesión de estudio de la biblia, muy frecuentes en las iglesias del sur de Estados Unidos, tanto entre semana como el domingo.

A pesar del importante despliegue policial, incluyendo medios aéreos, el sospechoso, que la policía califica de “muy peligroso”, todavía no había sido localizado cinco horas después del tiroteo.

“Ya se pueden imaginar que hemos encontrado una escena [del crimen] muy caótica cuando llegamos”, dijo el comisario. La policía está buscando al hombre con perros para asegurarse de “que no está en la zona para cometer otros crímenes”, añadió.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here