El Huracán María ha dejado 10 personas muertas a su paso por Puerto Rico, pero el balance de víctimas no es lo peor. La salvaje tormenta ha arrasado la isla y los daños son tan graves que las autoridades ya describen el panorama como un apocalipsis humanitario.

El alcalde del estado de Manatí, Jose Sánchez González, apunta el que a corto plazo es el peor problema de Puerto Rico: la destrucción de las infraestructuras eléctrica y de telecomunicaciones: “El hospital está al máximo de su capacidad y está a punto de colapsar. Está empezando a haber situaciones de histeria colectiva. Necesitamos ayuda urgente”. La congresista por Puerto Rico Jennifer González se pronunciaba de igual manera refiriéndose a las condiciones que MAría ha dejado a su paso: “El huracán nos ha hecho retroceder 20 o 30 años en el tiempo”.

Las afirmaciones no son exageradas. El 95% de país está desconectado del mundo. Internet se ha caído en todo el territorio y solo un puñado de antenas de telefonía móvil quedan en pie. Los puertorriqueños hacen largas colas para poder acceder a lugares que aún tienen señal como el Puente Teodoro Moscoso y comunicarse con sus seres queridos en el continente.

Importante :  Liberan a rusa que arrancó el corazón a su madre y los ojos a su hermana

Los hospitales no son los únicos en sufrir el apagón. En el interior del aeropuerto Internacional de San Juan se hacinan cientos de personas cuyos vuelos se han cancelado. Las terminales no tienen luz ni aire acondicionado y los baños no funcionan. El Gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, que visitó Puerto Rico en una misión de ayuda para tratar de recuperar el suministro eléctrico explica que la red está tan dañada que restablecer el suministro llevará semanas o meses. En algunas regiones aún habrá meses de apagones. Muchos portorriqueños se preparan para un año sin luz. Los más afortunados tienen generadores para alimentar frigoríficos o lavadoras. La mayor parte no tienen ese lujo.

Importante :  María causa estragos en el sector agrícola de Puerto Rico

Los daños a los municipios de la isla son tan extensos que 20 de los 50 alcaldes de la Isla ni siquiera han podido llegar hasta San Juan para acudir a una reunión de emergencia y valorar la situación. En las calles, algunos lugareños comparan la destrucción causada por María a la de una bomba nuclear. Los primeros cálculos estiman que harán falta al menos 30.000 millones de dólares para reconstruir el país.

Para empeorar las cosas, 70.000 personas han tenido que ser evacuadas al noroeste del país ante el inminente colapso de la presa de Guajataca, donde las intensas lluvias han puesto la estructura al límite de su resistencia estructural.

Importante :  Wikipedia dio por muerto a Fidel Castro algunos minutos

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here