El golfista Tiger Woods fue detenido este lunes por sospecha de que conducía bajo la influencia del alcohol en Florida. El estadounidense, de 41 años, fue arrestado a las 3 a.m. en Jupiter, Florida USA, según el vocero de la policía local.

Woods fue arrestado y transportado a la cárcel del condado de Palm Beach. Allí entró a las 7:18 a.m. y salió a las 10:50 a.m. sin fianza.

Aún no se ha aclarado si había otro pasajero en el vehículo.

De la cima a su caída

Woods primero alcanzó la cima de la clasificación mundial en 1997, pasando a dominar la clasificación como no lo había hecho nadie antes, manteniendo el récord de semanas consecutivas en el puesto número uno con 281. También pasó el número sin precedentes de 633 semanas en el primer lugar de salida a lo largo de su carrera.

Entonces las lesiones comenzaron a hacerle pagar las consecuencias y desde el 2014 la carrera del estadounidense ha ido cuesta abajo.

Su declive ha sido tan severo que, hasta el momento de publicación de esta nota, estaba de 711 en el ranking de la PGA.

Woods está casi retirado de la actividad por problemas en su espalda. El 19 de abril tuvo una operación, la cuarta en esa zona desde 2014, y hace poco anunció que no jugará en el PGA Tour esta temporada. En los últimos dos años apenas pudo participar en cuatro competencias.