Un suicida hace estallar una bomba cerca de la Mezquita del Profeta, en Medina

10

Tres atentados suicidas han sembrado este lunes el terror en Arabia Saudí tras una semana en la que el Estado Islámico ha sido acusado de atacar el principal aeropuerto de Estambul, un café frecuentado por extranjeros en la capital de Bangladés y de causar una matanza sin precedentes en un barrio chií de Bagdad. Los ataques golpearon en Yedá, cerca del consulado de EE UU; en la ciudad oriental de Qatif y en Medina, cerca de la mezquita del Profeta.

Un suicida hace estallar una bomba cerca de la Mezquita del Profeta, en Medina1

El último de los ataques registrados en territorio saudí y el único con víctimas mortales, además de los suicidas, se produjo cerca de la mezquita del Profeta, en la ciudad Medina, considerado el segundo lugar más sagrado del Islam por albergar la tumba de Mahoma y sus dos sucesores inmediatos al frente del islam. El atentado, en el que murieron al menos cuatro miembros de las fuerzas de seguridad, coincidió con los preparativos del último día del ayuno del Ramadán. Las imágenes mostradas por la televisión panárabe Al Arabiya y la redes sociales reflejaban una gran confusión en el lugar del ataque y hacían temer que aumentara el número de fallecidos.

as otras dos acciones suicidas golpearon intereses estadounidenses, al hacer estallar un coche bomba cerca del Consulado de Estados Unidos en la gran ciudad occidental de Yedá, en la costa del mar Rojo, y a la comunidad musulmana chií, minoritaria entre los saudíes, con el estallido de otra bomba junto a una mezquita de la ciudad oriental Qatif, en la zona del golfo Pérsico.

Todavía no ha sido reivindicada ni atribuida la autoría de los tres ataques en Arabia Saudí, que parecen haberse producido de forma coordinada en la víspera de la gran celebración islámica del Eid el Fitr, que marca el final del mes de ayuno. La acción contra la legación diplomática norteamericana en Yedá, es un de las primeras contra intereses occidentales en los últimos meses, causó al menos dos heridos. Fuentes consultadas por Reuters en Qatif aseguraron que tampoco se habían registrado víctimas mortales en ese ataque terrorista.

Un suicida hace estallar una bomba cerca de la Mezquita del Profeta, en Medina2

El Estado Islámico se ha atribuido varios ataques en territorio saudí desde 2014, en su mayoría dirigidos contra la comunidad chií y las fuerzas de seguridad.

El último gran atentado en Arabia Saudí se produjo el 7 de agosto del año pasado,cuando un suicuda hizo estalla la carga explosiva que transportaba en una mezquita de la ciudad de Abha, capital de la provincia de Asir, en el suroeste del país. La explosión mató a 12 miembros de las fuerzas de seguridad, a las que estaba adscrito el templo, y a tres trabajadores del complejo policial de Abha.

Arabia Saudí es miembro de la coalición internacional, liderada por Estados Unidos, que bombardea posiciones del ISIS en Siria e Irak. El reino ya fue blanco de varios atentados yihadistas a partir de mediados de la década de los noventa. En mayo de 2003, una serie de explosiones de coches bomba sacudieron un complejo residencial en Riad, donde vivían extranjeros árabes y occidentales, lo que casó una veintena de muertos y dos centenares de heridos.