La aerolínea United es una vez más el foco de las críticas por el mal rato que le hizo pasar a una pasajera recientemente.

Una maestra de Hawaii dice que se vio obligada a sostener a su bebé de 25 libras en un vuelo reciente de United desde Houston a Boston cuando un pasajero en espera recibió el asiento del infante, aunque ella compró un boleto para su hijo, informó el canal NBC News.

Según las normas de la aerolínea los niños mayores de 2 años deben tener un pasaje en los vuelos de United, y Shirley Yamauchi compró uno para su hijo de 27 meses, Taizo. Pero cuando le dijo a una azafata que un pasajero en la lista de espera recibió un boleto para el mismo asiento de su hijo, la empleada se encogió de hombros y no hizo nada, dijo Yamauchi, lo que forzó que Taizo viajara en el regazo de su madre.

Yamauchi no trató de alertar a otra azafata sobre el tema debido a los recientes problemas que se han presentados en los vuelos de United, incluyendo el caso de un médico que fue arrastrado desde su asiento y sacada del vuelo en Chicago, dijo. “Si estuviera viajando sola sin mi hijo, habría hablado un poco más alto o con más fuerza”.
Un portavoz de United se disculpó por la situación, diciendo que la tarjeta de embarque del chico fue escaneada incorrectamente. Yamauchi dijo que le dijeron que obtendría un reembolso y un vale de viaje, pero dijo que la explicación “simplemente no tiene sentido”.
FuenteAgencias
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here