En Colombia un joven salió indignado de su casa a reclamar a un grupo de católicos por el ruido que generaban durante la procesión del Viernes Santo.

Exigía su derecho a descansar y acusó de ilegales a los fieles. Rodrigo Cardona, como fue identificado, aseguró en su cuenta de Twitter que es ateo y que no se arrepiente de lo que hizo.

Su intervención se volvió rápidamente viral e incluso recibió insultos en internet, pero él se lo ha tomado con humor.

FuenteRedacción
Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here