Un hombre de 68 años identificado como Sydney Allan Markland fue detenido acusado de haber violado a una niña de 8 años en el Condado de Marion, en el centro de Florida, Estados Unidos. Markland, cuyo apodo es Dread -en referencia a su cultura rastafari- fue puesto a disposición de la justicia luego de que las pruebas de ADN dieran resultado positivo.

El hecho ocurrió en julio de 2016 cuando Dread solicitó la ayuda para cargar algo en el interior de su vivienda a la menor que pasaba por la calle Bahia Loop, en Ocala. La pequeña accedió a ayudar a Markland quien le mostró que estaba herido. Una vez en el interior de la propiedad, el violador la sometió sexualmente y le dijo que no le contara a nadie lo que había ocurrido.

La vivienda de “Dread” donde una menor de 8 años fue violada por el hombre de 68. Argumentó que llevaba “ropa provocativa” (Google Earth)

La vivienda de “Dread” donde una menor de 8 años fue violada por el hombre de 68. Argumentó que llevaba “ropa provocativa” (Google Earth)

La víctima vive en el mismo vecindario que el delincuente y los detectives creen que no es la primera vez que Markland abusó de una menor. Los investigadores consiguieron restos de ADN del violador de la ropa de la menor, lo que provocó su inmediata detención. Según el parte policial, Dread dijo que “la niña fue a su casa con ropa provocativa y dijo que sus acciones sugerían que consentía el contacto sexual“.

Pero además de eso, el hombre de 68 años esgrimió un argumento insólito para los policías que tomaron su declaración. “Markland indicó a los detectives que su cultura es diferente y dijo que sus acciones son aceptables“, según el reporte oficial publicado por la Oficina del Sheriff del Condado de Marion.