Obama pide permiso para combatir al Estado Islámico

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, pidió hoy autorización del Congreso para el uso de la fuerza militar contra el Estado Islámico, por considerarlo una amenaza a la seguridad nacional y del Medio Oriente.

Obama aclaró, en un documento enviado al Congreso, que no busca permiso para operaciones terrestres de largo plazo y gran escala como las desplegadas en Irak y Afganistán, pues, dijo, ese tipo de operativos deben ser conducidos por fuerzas locales.

“La autorización que propongo ofrecería flexibilidad para conducir operaciones de combate terrestre en circunstancias más limitadas, como operaciones de rescate (…) o el uso de fuerzas especiales contra el liderazgo de ISIL (Estado Islámico de Irak y Levante ISIL)”, planteó.

En el documento que envió al Congreso, Obama plantea que el uso de la fuerza militar en la campaña contra el Estado Islámico dure tres años y restringe el uso de tropas estadunidenses en ofensivas terrestres permanentes.

El presidente estadunidense también plantea la revocación de la medida del 2002 que autorizó la guerra de Irak, pero deja vigente una autorización del 2001, aprobada poco después de los ataques del 11 de septiembre, para una campaña contra Al Qaeda y sus grupos afiliados.

La propuesta de Obama debe ser aprobada por el Senado y la Cámara de Representantes, donde se espera que genere un fuerte debate entre los demócratas, que generalmente se resisten a otra guerra en Medio Oriente, y los republicanos, muchos de los cuales han presionado por medidas más duras contra los milicianos.