OMS cree que vacunación contra la COVID-19 en países pobres es fundamental para recuperación

Implementar planes de vacunación en los países pobres y en vías de desarrollo es fundamental para propiciar la recuperación económica mundial, afirmó el director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus.

En un debate organizado este lunes por la OCDE, foro multilateral con sede en París que engloba a la mayoría de los países ricos, también intervinieron altos representantes gubernamentales y de organizaciones internacionales, quienes criticaron «el nacionalismo» de algunos países por ignorar el combate global de la pandemia.

En su alocución, Tedros sostuvo que la distribución igualitaria de las vacunas contra la COVID-19 es fundamental tanto por cuestiones «morales como económicas», cuando la pandemia deja ya 106 millones de infectados y 2,3 millones de muertes desde que se detectó la enfermedad hace poco más de un año.

En un debate organizado este lunes por la OCDE, foro multilateral con sede en París que engloba a la mayoría de los países ricos, también intervinieron altos representantes gubernamentales y de organizaciones internacionales, quienes criticaron «el nacionalismo» de algunos países por ignorar el combate global de la pandemia.

En su alocución, Tedros sostuvo que la distribución igualitaria de las vacunas contra la COVID-19 es fundamental tanto por cuestiones «morales como económicas», cuando la pandemia deja ya 106 millones de infectados y 2,3 millones de muertes desde que se detectó la enfermedad hace poco más de un año.

Para el anfitrión del encuentro, el secretario general de la OCDE, el mexicano Ángel Gurría, la vacunación universal «no se trata solo de un imperativo moral; se trata también de que es clave para la recuperación económica global. Debemos luchar juntos».

Sin embargo, Tedros recordó que el 75 % de las dosis de vacunas contra la COVID-19 se han inoculado en apenas diez países. «No es justo que haya países en los que se vacuna a jóvenes saludables, mientras en otros países de ingresos medios o bajos ni siquiera los sanitarios tienen acceso», criticó.

Según el organismo con sede en Ginebra, no se ha puesto ni una sola dosis de vacuna en 130 naciones que albergan conjuntamente una población de 2.500 millones de personas.

Tedros citó el mecanismo COVAX, un fondo de acceso global para vacunas contra la COVID-19 formado por actores públicos y privados, como una de las iniciativas que pueden contribuir a una distribución más equitativa.