Abandonó a su perro con un tumor de 46 libras y ahora enfrenta cargos por abuso animal

38

La mujer entró al hospital veterinario AAA Animal en Huntington Beach en mayo y dejó a Henry, un hermoso Golden Retriever, a cargo del personal, afirmando que lo había encontrado en la playa. El perro apenas podía caminar y tenía dificultades para levantar la pierna y orinar.

Pronto el personal veterinario hizo un asombroso descubrimiento: Henry tenía un tumor canceroso. No sólo eso: la masa de células malignas pesaba 46 libras, casi el doble del peso corporal del animal de 7 años.

Valerie Schomburg, una supervisora en el servicio de Control de Animales de Newport Beach, estuvo pendiente de Henry mientras era sometido a dos cirugías para eliminar el cáncer. También trabajó para localizar a su dueño.

“El vivía sumido en la negligencia de su cuidado”, dijo a CBS. “Estaba deprimido, con dolor, sufría todas las cosas que no debemos dejar que nuestros animales sufran.”

Después descubrieron que su dueña era en realidad la misma mujer que lo dejó en el hospital en mayo: Sherri Haughton, de 52 años, residente de Newport Coast.

Los fiscales del condado de Orange anunciaron en una rueda de prensa que le habían presentado dos cargos de crueldad animal, uno por abandono de animales y otro por interferir en una investigación.

A la mujer le habría costado sólo 81 dólares entregar el perro a las autoridades de control de animales Newport Coast, que habrían servido para hacer frente a los gastos médicos. Esa es la práctica recomendada para quienes tengan animales muy enfermos y no puedan costear los tratamientos.

De ser hallada culpable de esos delitos menores, Haughton enfrentaría una sentencia máxima de dos años en la cárcel.

Henry fue operado para sacarle el tumor, vive ahora con una familia que lo ha adoptado temporalmente y recibe tratamiento contra el cáncer. Hace poco cumplió 8 años.