Alcaldes de EE.UU. rechazan presión contra ciudades santuario

Los alcaldes de todo el país reaccionaron de inmediato al incremento de la presión del gobierno de Estados Unidos sobre las llamadas ciudades santuario y decidieron boicotear una reunión que tenían el miércoles con el presidente Donald Trump en la Casa Blanca.

El Departamento de Justicia de Estados Unidos advirtió el miércoles por la mañana a las autoridades estatales y municipales, que solicitan fondos para subvencionar la seguridad pública, que podrían obligarlas legalmente a demostrar que están cooperando con las autoridades federales de inmigración.

En total, una veintena de jurisdicciones recibieron cartas con amenazas de emitirles citaciones si no entregan documentos para demostrar que no están ocultando información sobre el estatus inmigratorio de personas presas.

Importante :  Taxista quiso suicidarse, no soportó burlas sobre polémico beso

La medida provocó una reacción inmediata por parte de los funcionarios públicos, quienes anunciaron que boicotearían una reunión planificada en la Casa Blanca con el presidente Donald Trump el miércoles por la tarde.

El alcalde de Nueva Orleans, Mitch Landrieu, presidente de la Conferencia de Alcaldes, dijo en un comunicado que “la decisión de la administración Trump de amenazar a los alcaldes y demonizar a los inmigrantes una vez más y usar las ciudades como apoyo político en el proceso hizo que esta reunión sea insostenible”.

“La Conferencia de Alcaldes de EE. UU. se enorgullece de ser una organización bipartidista. Pero un ataque a alcaldes que conducen ciudades acogedoras es un ataque contra todos en nuestra conferencia”, dijo.

Importante :  EE.UU. suspende importación de carne de Brasil

Bill de Blasio de Nueva York anunció su boicot en Twitter.

“NO asistiré a la reunión de hoy en la Casa Blanca después de que (en) el Departamento de Justicia de realDonaldTrump decidió renovar su ataque racista contra nuestras comunidades de inmigrantes”, escribió, y agregó que la medida “no nos hace más seguros y viola los valores fundamentales de Estados Unidos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here