Ayudó a su esposo a violar a su hija por años para “sacarle un demonio”

14

Una mujer argentina ha sido condenada a pasar 14 años en prisión luego de permitir durante más de seis que su esposo abusara de su hija para sacarle un “demonio” que supuestamente la poseía, él es buscado por la Interpol.

Celia Beatriz Sosa fue acusada por su hija, ahora de 17 años, de obligarla bajo golpizas y amenazas a dejar que su esposo tuviera sexo con ella desde los 8 hasta los 14, tiempo en que se embarazó y la llevaron a abortar.

“Él decía que yo tenía un demonio adentro. Y mi mamá le empezó a creer”, es parte de la declaración de la joven en cámara Gesell, que fue realizada en 2015 tras una denuncia ante la policía.

La adolescente, entonces de 14 años, relató que su padrastro, Sergio Eduardo Giménez, la trataba con brutalidad en complicidad con su madre cuando vivieron en Argentina y todo continuó cuando se mudaron a Paraguay, donde la obligaron a abortar.

“Ella a mí me abría las piernas y me pegaba con un cinto de punta. Tuve que hacer cosas. A veces me tenía toda la noche. A veces usaba preservativo, a veces no”, es parte del escalofriante relató retomado por Infobae.

Durante el juicio en contra de Sosa, especialistas avalaron las declaraciones de la menor y los fiscales presentaron varias pruebas. Sin embargo, no fue lo único que la condenó, ella misma reconoció los abusos.

“La nena tenía un demonio adentro y había que sacárselo para curarla”, fueron las palabras de la mujer para “justificar” los abusos en contra de su hija, que asegura se portaba “raro” y su pareja era el indicado para hacer el “exorcismo”.

Sosa fue condenada en diciembre pasado a 14 años en prisión por ser coautora de los abusos sexuales en contra de su hija. Sin embargo, Giménez sigue prófugo y ha sido fichado por la Interpol.