China anunció que dejará de importar la basura plástica del mundo

563

China ha decidido a principios de este año quitarse de encima el título de ser el gran vertedero del planeta, por absorber el 45% de toda la basura plástica que se genera en el mundo. Las consecuencias de esa decisión, de acuerdo con un estudio publicado esta semana, abrirán un problema gigantesco para el planeta.

La normativa aprobada en el sudeste asiático puso fin a las importaciones de ese material desde la década del ochenta, que sostenían un esquema enormemente ventajoso para las principales potencias, informó el diario español Público.

Las cifras son elocuentes: el mundo fabrica alrededor de 335 millones de toneladas de plástico cada año, mientras que la previsión es llegar a las 1.000 millones de toneladas en 2050 y sólo un 9% de todo eso se recicla. En conclusión, el veto de China suponía poner sobre la mesa la dimensión de un problema que hasta entonces se había tapado bajo la alfombra.

Con la decisión de Pekín, el destino del plástico cambió de las plantas de reciclaje chinas a distintos vertederos. El estudio realizado por la revista especializada Science Advances con el objetivo de analizar el impacto ambiental de esta decisión y publicado esta semana, no arrojó cifras alentadoras.