Con orines y ramas madre salva a su familia perdida en el Gran Cañón

87

Una mujer de Pensilvania sobrevivió el fin de semana en las severas condiciones del clima fuera del Gran Cañón donde tuvo que comer ramas y beber sus propios orines mientras buscaba ayuda luego de que se quedó atrapada con su familia en un camino nevado.

Karen Klein, de Palmer Township,, su esposo Eric y su hijo Isaac, de 10 años, se trasladaban el jueves del Parque Nacional Bryce Canyon en Utah, hacia el Gran Cañón, en Arizona, para disfrutar su paisaje, informó la hermana de Karen, Kristen Haase en un correo electrónico enviado a Philly.com.

Encontraron el camino nevado y cuando decidieron regresar se quedaron atorados en una zanja en el lugar desierto.

Karen decidió caminar a buscar ayuda o al menos señal para poder usar su celular. La carretera estaba a unas 10 millas del lugar.

Cuando al fin llegó al camino, exhausta, descubrió que había sido cerrado a la circulación por una tormenta de nieve, pero vio un letrero que anunciaba una entrada al Gran Cañón a 14 millas de ahí.

Decidió seguir, aunque ya no tenía comida ni agua y las condiciones del clima eran extremas. Fue entonces cuando tuvo que beber su propia orina para mantenerse hidratada y comió ramas.

Haase relató que su hermana caminó casi 30 millas en 30 horas seguidas hasta que se topó con una cabaña, entró y encontró cobijas para mantenerse caliente.

Ahí la encontraron los rescatistas que emprendieron la búsqueda de la familia, Habían compartido la pesquisa en redes sociales.

Luego rescataron a su esposo y a su hijo y transportaron a todos a un hospital donde fueron tratados por hipotermia.

Uno de los agentes del alguacil del condado Coconino llamó al rescate “un milagro de Navidad” y advirtió que de no haberlos salvado a tiempo “pudo haberse tornado en algo malo, muy, muy fácilmente”.

Karen Klein es asistente de profesora de Biología el el Colegio Comunitario Northampton. Se graduó del Colegio Cedar Crest y tiene una maestría en la Universidad East Stroudsburg.

Haase confirmó que su hermana ha tomado capacitación de sobrevivencia en condiciones agrestes, algo primordial para lograr su hazaña y salvar a su familia.

La policía y equipos de emergencia anunciaron el rescate el sábado en redes sociales.