Consejos para actuar en caso de tormentas tropicales

113

¿Qué hacer?

La Cruz Roja Internacional proporciona un listado de acciones y medidas precautorias para saber cómo actuar en las tres etapas de estos desastres naturales (huracanes, tormentas tropicales, etcétera). Tómalas en cuenta para que tu vida y la de tu familia no corran riesgo.

Antes
Si tu casa es frágil ten previsto cual es el sitio destinado por las autoridades para fungir como albergue.
Realiza las reparaciones necesarias en techos, ventanas y paredes para evitar daños mayores.
Procura un lugar para proteger a tus animales y equipo de trabajo.
Ten tus documentos importantes (actas de nacimiento, matrimonio, títulos, papeles agrarios, etc.) guardados en bolsas de plástico y dentro de una mochila que dejes libres brazos y manos.
Si tu hogar es lo suficientemente seguro permanece en él, pero si recibes el llamado de evacuación de las autoridades HAZLO!!!.
Si decides quedarte en su casa, ten a la mano los artículos de emergencia y mantén un radio de pilas encendido para recibir información e instrucciones de fuentes oficiales.
Cierra puertas y ventanas, protegiendo internamente los cristales con cinta adhesiva colocada en forma de equis (X) y corre las cortinas, ya que pueden protegerte de las astillas de los cristales en caso de ruptura.
Asegura todos los objetos sueltos que pueda lanzar el viento y retira antenas de televisión, rótulos u otros objetos colgantes.
Ten a la mano ropa de abrigo o impermeable.
Limpia la azotea, desagües, canales y coladeras. Barre la calle y limpia bien las alcantarillas.
Almacena alimentos enlatados que te ayuden a sobrevivir en caso de un desastre de grandes proporciones.
Entre tus reservas incluye agua embotellada, esta puede salvarte la vida.

Durante
Desconecta el interruptor de energía eléctrica y cierra las llaves de gas y agua.
Continúa escuchando la radio de pilas para obtener información o instrucciones acerca del fenómeno.
Mantente alejado de puertas y ventanas. Si el viento abre una puerta o ventana, no te acerques hacia ella en forma frontal.
Vigila constantemente el nivel del agua cercana a tu casa.
No salgas hasta que las autoridades indiquen que el peligro ha pasado. En caso de huracanes, el ojo crea una calma que puede durar hasta una hora.

Después
Cuida que tus alimentos estén limpios, no comas nada crudo ni de procedencia dudosa. Bebe sólo el agua potable que almacenaste o hierve la que vayas a tomar.
Usa los zapatos más cerrados que tenga.
Limpia cuidadosamente cualquier derrame de medicinas, sustancias tóxicas o inflamables.
Si tu casa no sufrió daños, permanece allí.
Mantén desconectados el gas, la luz y el agua hasta asegurarte que no hay fugas ni peligro de corto circuito.
Cerciórate que tus aparatos eléctricos estén secos antes de conectarlos.
Desaloja el agua estancada para evitar plagas de mosquitos.
Mantente alejado de las áreas de desastre.
Evita tocar o pisar cables eléctricos.
Retírate de casas, árboles y postes en peligro de caer.
Comunícate con equipos de socorro y brinde la información necesaria.