Viajar por vía aérea es la forma más segura de transportarse en el mundo, incluso más que el auto. Pero, ¿qué asiento elegir, en el caso de un posible accidente?

Un estudio reveló cuál es el mejor asiento de un avión en caso de tener un accidente. Quiénes tendrían más posibilidades de sobrevivir y quiénes estarían en problemas.

“Cada accidente es único”, declaró Alison Duquette, una vocera de la Administración Federal de Aviación. El impacto podría ser contra una montaña o en el mar; el avión podría prenderse fuego por una falla técnica o negligencia. “No habrá un asiento mejor que otro”, agregó Duquette.

La Comisión Nacional de Transporte Aéreo de Estados Unidos coincidió con esa determinación al observar las estadísticas. Sin embargo, dos medios de comunicación de Estados Unidos realizaron sus propias estadísticas sobre este asunto.

En 2007, la revista Popular Mechanics analizó datos de cada accidente de avión desde 1971 que tuvo sobrevivientes y muertes fatales. Para realizar la encuesta tuvieron acceso a los asientos de los pasajeros.

la investigación arrojó el siguiente resultado:

Un estudio realizado en el 2007 por una consultora

Un estudio realizado en el 2007 por una consultora

Los pasajeros en asientos que están en el fondo del avión, es decir en la parte trasera, detrás de las alas, tienen un 69% de probabilidades de sobrevivir mientras que los que se ubiquen en asientos que estén delante de las alas del avión, un 56%. Los 15 asientos de la parte delantera ofrecen un 49% de chances de sobrevivir.

Un segundo análisis, realizado en el 2015 por un grupo de investigadores de Time, tomó datos de 35 años atrás con 17 accidentes en Estados Unidos desde 1985 al presente. En esos vuelos hubo sobrevivientes y muertos. El grupo investigador también tuvo acceso a datos de pasajeros y sus respectivos asientos.

Los resultados fueron bastante similares al estudio realizado en el 2007:

Un segundo estudio realizado en el 2015 por otro grupo investigador

Un segundo estudio realizado en el 2015 por otro grupo investigador

La parte delantera de los aviones tiene más probabilidades de obtener muertes fatales (38%), la parte central sin diferenciar si es adelante o detrás de las alas del avión tienen un 39% de chances de muerte, mientras que la parte trasera de los aviones tiene un 32%. Algo que sumó este nuevo estudio fue que los pasajeros en asientos que dan al pasillo de la parte trasera tienen un 28% de posibilidades de morir.

Las circunstancias de cada accidente son únicas y nada es determinante, pero según estas investigaciones, los asientos del fondo son los más seguros en caso de un posible accidente.