¿Cuándo acabará la nueva ola de redadas de ICE?

El Gobierno estadounidense le ha declarado la guerra a los inmigrantes indocumentados que, bajo su criterio, podrían convertirse en un peligro para la sociedad.

Desde el domingo pasado el Servicio de Inmigración y Aduanas (ICE) comenzó a enviar a sus agentes a buscar personas que tienen antecedentes, ya sea por haber cometido delitos o porque los descubrieron en la frontera entrando ilegalmente al país.

Georgia y otros estados del sureste de EE.UU., al parecer han sido los más afectados por esta nueva ola de redadas.

A la sala de redacción de este medio llegaron decenas de reportes de ciudades como Memphis, Tennessee; Boston, Massachusetts; Montgomery, Alabama; Charlote, Carolina del Norte y Charleston, Carolina del Sur, entre otras.

Según testigos, los agentes de ICE llegaron desde temprano a los vecindarios a tocar puertas. La presencia de los oficiales federales causó tanto pánico que hubo quienes hasta se abstuvieron de salir a hacer sus compras, por miedo a ser detenidos.

“No teníamos leche en la nevera, pero nos tuvimos que aguantar porque ellos andaban caminando por los pasillos del complejo”, aseguró a este periódico una madre residente de Alabama que solo se identificó como María.

En las ciudades de Lilburn y Chamblee, en Georgia, también llegaron a ciertos domicilios en busca de “pandilleros”.

En una de esos hogares buscaban a un salvadoreño que el año pasado se mudó para Texas. Como no lo encontraron se llevaron a uno de los residentes del lugar tras descubrir que no tenía papeles.

Compartir

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here