Denuncian robo de caja fuerte que había sido encontrada en casa que Pablo Escobar tenía en Miami

El nuevo propietario de la antigua mansión en Miami Beach del narcotraficante colombiano Pablo Escobar, quien murió hace 22 años en un operativo policial, comenzó hoy la demolición de la casa.

Christian de Berdouare, actual dueño de la casa que perteneció a Pablo Escobar,  denunció en el informativo de NTN24 la desaparición de una caja fuerte que se había descubierto empotrada en una de las paredes, con un tamaño de l0 pulgadas de diámetro y 16 de profundidad.

Berdouare aseguró que cuatro trabajadores vieron la caja fuerte en la casa. Por el momento las autoridades se encuentran estudiando el hecho.

Los dueños de la mansión, el empresario Christian de Berdouare, fundador y gerente general de los restaurantes Chicken Kitchen, y su esposa, la periodista Jennifer Valoppi, tienen sospechas de que en la casa que compraron en 2014 por 10 millones de dólares puede haber un tesoro escondido.

El matrimonio no descarta la posibilidad de encontrarse con una sorpresa en la mansión que fue confiscada por las autoridades estadounidenses a finales de la década de 1980 y, posteriormente, abandonada por su propietario anterior.

CZGiidCUsAAyPgT

La mansión, ubicada en 5860 North Bay Road, fue derrumbada por sus actuales dueños, Christian de Berdouare, fundador de la cadena de restaurantes de comida rápida Chicken Kitchen, y su esposa, Jennifer Valoppi, para dar paso a una edificación más moderna.

Los propietarios presenciaron la demolición con regocijo en sus rostros, ya que dijeron que su intención era deshacerse de la infame reputación que la conexión con “el Patrón” le daba a la residencia.

“Estamos derrumbando la casa del diablo”, dijo de Berdouare ante varios medios de prensa. “Pablo Escobar fue uno de los asesinos más grandes del mundo”.

Escobar, ex jefe de la organización delictiva conocida como el Cartel de Medellín, llegó a ser uno de los criminales más ricos y peligrosos desde principios de los 80 hasta su muerte, a mano de las fuerzas armadas colombianas, en 1993.

Hace una semana, un grupo de “casatesoros” contratados por los dueños llevó a cabo una investigación usando detectores de metales, magnetómetros, y cierras eléctricas para determinar si todavía existían objetos de valor ocultos en la propiedad.

CZGii77UMAANTA9

Este martes, de Berdouare mostró lo que lograron encontrar: Un paquete blanco o color crema, con la forma de un embutido de aproximadamente dos pies de largo, y envuelto en plástico.

De Berdouare dijo que la consistencia del contenido del objeto parecía como “una especie de pasta blanca”.

Según informaron, forenses de la policía de Miami Beach examinaron el paquete “sospechoso” el fin de semana y determinaron que no era ni cocaína ni éxtasis.

CZF7iDHUYAAd5_h

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here