Descubren la forma de vaticinar el momento de la muerte

128

Un equipo internacional liderado por Paul Timmers, de la Universidad de Edimburgo (Escocia, Reino Unido), ha elaborado una manera de estimar si un individuo puede vivir más o menos que la media y obtener un conocimiento científico avanzado de las enfermedades y vías celulares involucradas en el envejecimiento, informa EurekAlert!.

Esos investigadores han presentado sus hallazgos, fruto de estudiar el efecto de las variaciones genéticas en la longevidad en todo el genoma humano, en el evento anual de la Sociedad Estadounidense de Genética Humana (ASHG, por sus siglas en inglés), que se ha celebrado entre el 16 y el 20 de octubre en San Diego, California.

Para llegar a sus conclusiones, estos expertos analizaron los datos genéticos de 500.000 personas recopilados en el estudio británico a largo plazo UK Biobank. Eso les permitió identificar áreas del genoma que son responsables de la esperanza de vida y el riesgo de desarrollar enfermedades relacionadas con la edad.

Los biólogos han confirmado seis asociaciones previamente identificadas entre los genes y la longevidad: incluido el gen APOE, que está asociado con un riesgo sufrir la enfermedad de Alzheimer. También descubrieron 21 nuevas áreas genómicas que influyen en la longevidad.

Esta información ha permitió conceder a cada individuo una puntuación personalizada para estimar la probabilidad de sobrevivir hasta cierta edad. Según los científicos, se pudo descubrir que el 10 % de las personas posee genes que promueven la longevidad y, en promedio, vivirán cinco años más que aquellos cuyo ADN contribuye a reducir la esperanza de vida.